Lalinense-Xiria: Batán frente a Batán

Duelo fratricida de Tate contra Uxío: En pista solo miran «color de la camiseta» y en casa «arreglamos cuentas»


lalín / la voz

Destilan cariño de hermano, admiración mutua, bonhomía total y auguran un desenlace igualado imposible de pronosticar. Pero Tate y Uxío defienden telefónicamente sus territorios como leones, sin fisuras en cuanto a lo que persiguen dentro de la pista: ganar y ganar.

Duarte Batán Rodríguez, Tate, el joven, protege este sábado a las 19.00 horas los intereses del Lalinense en el Lalín Area. Uxío Batán Rodríguez, su hermano, defiende a la misma hora, en el mismo sitio, los intereses del Calvo Xiria de Carballo. Si al partido ya no le faltaba nada, con el Xiria jugándose el liderato con el Lalín, tendrá también un extra, duelo fratricida Batán frente a Batán.

Se cruzarán en el campo y se conocen: «El sabe como juego y mis puntos débiles y yo lo mismo de el. Trataremos de buscarnos las cosquillas mutuamente pero los dos tenemos mucho respeto por el rival, no perderemos las formas y eso queda en el campo, luego ya arreglaremos cuentas en casa», dice el lateral-central del Xiria, que avisa que cuando se pone el mono de trabajo «solo quieres hacerlo bien y que tu equipo gane independientemente de quien esté enfrente».

Usa términos semejantes Tate, el pivote del Lalín, para el choque fraternal: «En el campo no se ve nada solo camiseta distinta. En la pista no hay amigos. Se escucha a veces la grada, todo el mundo nos conoce, somos de Lalín y cuando coincidimos en una acción, sí, escuchas risas y alguna broma, pero en el campo si no tiene tu misma camiseta ... a matar». Uxío y Tate se enfrentaron pocas veces: siendo Tate juvenil en el Octavio y Uxío en el Oar, y ahora en pretemporada. También jugaron un año juntos en el Lalinense.

Marcado desde el primer día

Pero para ambos es un partido muy especial. «Cuando salió el calendario dije ¡ya!, y quedó marcado desde el primer día». Ambos hermanos ponen también ironía al choque. Asegura Tate que hablan todas las semanas pero «esta todavía no hablamos nada, no queremos darnos pistas, esta semana el teléfono no suena no vaya a ser que a alguno se le escape alguna cosa». Uxío, informado, deja escapar unas risas y asegura que «eso es una mentira como un mundo, acaba de empezar la semana... hay tiempo».

Uxío que juega fuera por seguir con sus estudio, insiste en que el partido es especial porque «vuelves a casa, juegas con mucho más cariño y motivación, quieres hacerlo bien y Tate y yo no nos enfrentamos muchas veces, va a ser un partido muy bonito, dos equipos parejos, creo que vale la pena pagar para verlo».

Pero el choque Tate-Uxío tiene más territorios de batalla a defender que la pista de juego. Tate tiene ventaja de campo. El público se volcará con el Lalín y Uxío juega con el rival. A la aseveración planteada de que los dos son muy queridos por el público, el lalinense desplazado lo tiene claro «a mi siempre me trataron muy bien. Los años que estuve en el Lalinense lo di todo y se refleja en la actitud del público conmigo. Siempre hay gente conocida que quiere que lo hagas bien aunque juegue en el equipo contrario. Siempre me tratan muy bien en Lalín, no me puedo quejar». Pero, lo normal, el público quiere el triunfo para casa.

Y otro territorio más delicado es de sentimientos, el familiar. El hermano más joven es condescendiente: «En casa no saben que decir, la familia es de Lalín, pero en el otro equipo juega su otro hijo, ¿a quién animan?, están ahí medio divididos. Mi abuela no sabe lo que hacer y me dijo ´aquí gañade vos e alá que gañen eles`. Es muy bonito jugar contra un hermano. Tengo esa suerte».

Uxío es pragmático: «La familia está en la directiva y quiere obviamente que gane el Lalín aunque querrán que yo haga buen partido. Para mi padre lo perfecto es que yo haga un partidazo y que gane el Lalín, pero eso va un poco en contra lo que yo quiero».

Elogios mutuos del equipo rival para un partido «muy igualado y de resultado incierto»

Ambos hermanos están en buen momento. Tate, bien adaptado al pivote en el Lalinense: «el equipo está trabajando muy bien y estoy a gusto». Uxío, en funciones de lateral y central, se acopla a necesidades y está contento con un equipo que se fortaleció en la delantera y reparte más minutos pero «al final lo que importa es el rendimiento del equipo y nos veo en un momento muy bueno».

«Un partido de verdad»

Ninguno de los dos se moja en un resultado final más allá de los sentimientos de querer ganar. Para Tate será un partido «muy igualado, tienen jugadores rápidos, intensos. Nosotros podemos hacerles más daño en defensa y ellos igual que nosotros tienen buen ataque. Será un partido muy bonito porque es equipo muy duro, muy fuerte y lidera la Liga. Es uno de esos partidos de verdad que nos dirá donde vamos a estar en la Liga»

«El Lalín tiene la mejor plantilla»

Uxío también tiene clara la incertidumbre del resultado final porque el Lalín siempre está ahí arriba y es muy fuerte sobretodo en casa. Ya lo demostró en la pasada campaña».

El jugador lalinense del Calvo Xiria asegura que el Embutidos Lalinense «puede plantearte problemas en cualquier momento. Para mi tiene la plantilla más completa de la categoría, con todos los puestos cubiertos por más de un jugador, y son muy buenos, con algunos jugadores que destacan un montón». Insiste en que «será muy igualado, nosotros no queremos perder puntos y ellos no pueden ni quieren dejarse más puntos y menos en casa. Lo van a dar todo».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Lalinense-Xiria: Batán frente a Batán