«La exigencia la pones tú y yo vivo el balonmano al 100 %»

El lalinense cuajó una gran actuación en su debut en la máxima categoría, con un alto porcentaje de acierto


Xoán Ledo entró con el pie derecho y cuajó un gran debut en la liga Asobal. El joven portero lalinense de veinte años demostró una valía ya contrastada desde la base, que le llevó dos temporadas al Barcelona B y ahora al Villa de Aranda en la máxima categoría del balonmano nacional. Un vídeo en la Red constata su acierto frente al Bidasoa, donde los burgaleses lograron ganar por 28-25. Sin solución de continuidad ayer tenía ya la segunda jornada en la cancha del Fertiberia Puerto Sagunto.

-¿Estaba nervioso ante la posibilidad de debutar en Asobal?

-La verdad es que estaba nervioso por si me tocaba jugar, pero todo salió muy bien. Tenía ganas de jugar, dar ese paso en una categoría mayor y poder hacerlo bien.

-Compite por minutos con un portero contrastado como Richi.

-Sí. Comenzó Richi de salida y en torno a los veinte minutos de la primera parte Álvaro (el entrenador del BM Villa de Aranda) me sacó a la cancha. Después ya jugué el resto del partido, incluida toda la segunda parte.

-Su acierto bajo palos jugó un papel importante en la victoria final ante el Bidasoa.

-No soy yo quien debe decirlo. Richi y yo estamos para hacerlo lo mejor posible, que si falla uno un día esté cubierto por el otro.

-¿Sabe su porcentaje de paradas en ese primer encuentro?

-La verdad es que no miré. Sí que me dijo mi padre que podría superar el 40 o 45 %, pero eso no es lo importante. Yo estoy contento de haber entrado con buen pie para demostrarme que lo puedo hacer bien en una categoría superior como la Asobal.

-Lleva poco tiempo todavía en Aranda de Duero. ¿Cómo está siendo la adaptación a su nuevo club?

-Muy bien. Está resultando muy fácil porque cuento con unos compañeros geniales. Estoy muy contento y Aranda es una ciudad algo mayor que Lalín pero bastante parecida en muchas cosas, con el balonmano como principal deporte.

-Apenas lleva un mes allí.

-Con el tema del Campeonato de Europa júnior donde conseguí con España la medalla de oro no llegué a Aranda hasta mediados de agosto, cuando comencé la pretemporada.

-¿Qué le ha pedido el entrenador Álvaro Senovilla?

-No tengo un rol determinado sino que tanto Richi como yo debemos complementarnos y ofrecer nuestro mejor juego para el equipo.

-¿Existen muchas diferentes entre su actual club de Asobal o el Barcelona, de División de Honor B, donde estuvo las dos campañas anteriores?

-En Barcelona estuve muy bien y a gusto, pero hay una cuestión negativa. Al tratarse de un segundo equipo sabes que no puedes ascender y aunque tienes la ilusión de ganar siempre, de dar lo mejor en todos los partidos, falta esa ilusión de luchar por el ascenso. Ahora ya en Asobal se reaviva esa ilusión porque tu equipo esté lo más alto posible en la clasificación.

-¿Sintió el calor de la afición en ese primer compromiso liguero?

-Sin duda. Al pabellón acude mucha gente, creo que más de mil personas. Hay mucha afición al balonmano.

-¿Cómo es su día a día?

-Bastante normal, con entrenamientos de tarde siempre y muchos días a la semana también de mañana. Desayuno y voy a entrenar, para después comer y echar una siesta, antes de volver a la cancha. Después toca cenar y relajarte un poco con la televisión, pero pronto a dormir que llegas cansado al final de la jornada.

-En Asobal está claro que hay máxima exigencia al jugador.

-La exigencia te la tienes que poner tú, pero yo vivo el balonmano al 100 %, siempre lo he hecho en mi carrera deportiva.

-¿Tocó aparcar los estudios al saltar a la máxima categoría del balonmano nacional?

-Sí y no. Como firmé el contrato bastante tarde a mediados de julio, ya no tiene muchas opciones de inscripción, pero quiero seguir con mis estudios de Periodismo. Este año ya me apunté en una academia de idiomas para cursar inglés y francés, además de algo de alemán.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«La exigencia la pones tú y yo vivo el balonmano al 100 %»