El fuego da una tregua tras un puente de agosto negro

Un incendio en Lalín obligó a cortar durante la tarde la conexión por carretera con el municipio ourensano de O Irixo


El puente de agosto se convirtió en un período negro para los montes ourensanos. Tras casi dos meses de verano de relativa calma en lo que se refiere a incendios forestales en la provincia, la actividad incendiaria se disparó durante el último fin de semana. El fuego que se llevó por delante más hectáreas fue el que se inició en Cualedro y que se propagó a Oímbra hasta quemar unas 450 hectáreas. Al cierre de esta edición, la Consellería de Medio Ambiente no informaba de ningún incendio que superase las veinte hectáreas en Ourense y que estuviese activo. Estabilizado se encontraba, según fuentes oficiales, el que lleva quemando varios días monte en el Concello de Melón. Según las últimas estimaciones afectó a 101,15 hectáreas, de las que 85,13 fueron de monte raso y las restantes 16,02 de arbolado. En el capítulo de controlados aparece el fuego originado en Navea (A Pobra de Trives). Otro incendio, iniciado en Lalín motivó el corte al tráfico de la carretera que comunica Lalín con O Irixo, en la zona de Abeleda durante la tarde. La proximidad de las llamas a la catenaria de la vía férrea estuvo también detrás del corte del trazado ferroviario, desde las 18.10 horas hasta las 20 horas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El fuego da una tregua tras un puente de agosto negro