Galaurea recurre las cláusulas del nuevo contrato del SAF de Lalín

La firma considera que el precio fijado por hora impide garantizar la viabilidad del servicio y propone su incremento o eliminar las ayudas técnicas establecidas


lalín / la voz

La sociedad mercantil Galaurea decidió presentar un recurso especial para impugnar los pliegos de prescripciones técnicas y administrativas que rigen la contratación del Servizo de Axuda no Fogar (SAF) en Lalín. La firma esgrime entre sus argumentos que el precio fijado por hora y las ayudas técnicas establecidas en las bases de este contrato, convocado por el Concello mediante procedimiento abierto y trámite ordinario, convierte la prestación del servicio en inasumible para las empresas adjudicatarias. El plazo para presentar ofertas concluirá el próximo día 8 de julio. El recurso fue cursado por la empresa ante el Concello de Lalín el pasado 29 de junio.

En el recurso de Galaurea se plantea al Concello publicar un nuevo pliego de prescripciones técnicas y administrativas para el SAF -está incluido en el concurso el servicio de ayuda en el hogar de prestación básica y también para dependientes- con un incremento del precio por hora establecido ahora en un máximo de 10,45 euros IVA excluido. Sería «en la cuantía necesaria para garantizar la viabilidad del servicio». Otra opción planteada alude a la eliminación de las ayudas técnicas establecidas en las condiciones del nuevo contrato, «al suponer un incremento inasumible de costes para las empresas adjudicatarias a tenor del precio hora fijado en los pliegos».

Esas ayudas técnicas consisten en una grúa de movilización personal, sillas giratorias para bañeras, bandeja de lavado de cabeza para personas encamadas, sillas de ducha y también de ruedas no autopropulsables y plegables. Se suman bastones de cuatro patas, muletas, discos de transferencia para personas con dificultad de movilidad y cajas para comprimidos y medicación. Galaurea ha trasladado a cifras el coste de esas mejoras, que alcanzaría los 78.744 euros al año. Una serie de equipamientos que, desde la citada sociedad -que gestiona desde hace siete años el SAF en Lalín- consideran en su mayoría innecesario, ya que desde su experiencia no son aplicables.

Esa cuantía supondría generar pérdidas a la empresa adjudicataria en más de 44.000 euros al año. ¿En qué basa esa cifra? En el recurso Galaurea da a conocer tanto los gastos de explotación como los ingresos del 2015. La diferencia entre ambos supuso una cuantía a favor de 34.250 euros, con una rentabilidad que «apenas supone el 8 % del total de los ingresos». Si a esa cantidad se le aplican los citados 78.744 de coste por las ayudas técnicas establecidas en el pliego de bases del nuevo contrato, se generaría ese saldo negativo de más de 44.000 euros y por tanto pérdidas para la concesionaria.

Gestión «inviable»

Galaurea considera «inviable» la propuesta económica fijada en los pliegos porque conduciría a la adjudicataria «de forma irremediable a la quiebra económica, al impago de los salarios fijados en convenio colectivo y a la imposibilidad de hacer frente a las cuotas de la Seguridad Social». Y en el argumentario del recurso se acude además a la legislación, a la Ley 13/2008 de 3 de diciembre, de servicios sociales de Galicia.

Otro argumento esgrimido por la empresa alude al «grado elevado de incidencias laborales» que se genera en la prestación de servicios de ayuda domiciliaria. Por ello se debe disponer de margen para cubrir esas eventualidades, dicen desde Galaurea, «garantizando en todo momento la calidad en la prestación de servicio; trabajar con márgenes empresariales por debajo de un 20 % no es asumible empresarialmente ni permite cumplir con las condiciones laborales y salariales establecidas en el convenio colectivo de ayuda a domicilio de Galicia». Citan de esa ley, por ejemplo, el artículo 54, donde se recoge que los concellos «tendrán que consignar en sus presupuestos las cantidades necesarias para la creación, mantenimiento, gestión y desarrollo de los servicios sociales de su competencia».

Cree que con 10,45 euros la hora y las otras condiciones la concesionaria tendría pérdidas

Argumentan que sin cambios se propiciarán ofertas «temerarias»

Galaurea argumenta en su recurso que, en caso de no producirse cambios en los pliegos por parte del Concello, «conduce de forma inexorable a un dumping social entre las empresas concurrentes en el proceso de adjudicación, en la medida en que cualquier oferta que se realice para obtener el servicio resultará necesariamente temeraria». Y máxime, dicen, cuando «los pliegos establecen como elemento sujeto a puntuación positiva realizar rebajas sobre el precio máximo por hora». Recuerdan al gobierno local que el dumping social resulta contrario a la normativa que rige los servicios de dependencia y ha sido prohibido por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

La empresa pone además ejemplos de otros concellos donde el precio por hora fijado es superior. Citan al de Tomiño, cuyo pliego de bases se publicó este año, con similares exigencias a Lalín. En este caso es de 14 euros por hora y llega a 17 para dependientes en fines de semana y festivos. Y en Forcarei, está en 11,5.

Votación
0 votos
Comentarios

Galaurea recurre las cláusulas del nuevo contrato del SAF de Lalín