Cuíña y Casares arremeten contra el titular de Sanidade, sin contestar a tres peticiones de reunión

El gobierno local también está pendiente de un encuentro con Industria


El gobierno lalinense elevó ayer el tono de la crítica política a la Xunta por falta de respuesta a sus peticiones. Y ejemplificaron ese malestar en el conselleiro de Sanidade, Jesús Vázquez Almuíña. El regidor, Rafael Cuíña, lamentó la «flagrante despreocupación» del Ejecutivo autonómico mostrada hacia Lalín y que el titular de Sanidade «siga facendo oídos xordos ás reiteradas peticións dunha reunión por parte do goberno municipal para expoñerlle as principais necesidades sanitarias deste concello».

El alcalde cuestionó ese silencio y le animó a «seguir facendo fotos con compañeiros de partido con afán partidista e electoralista, pero con resultado nulo para os intereses da cidadanía». Y cargó contra la Xunta al realizar actos políticos de «dubidosa factura, mentres os lalinenses seguen esperando por asuntos tan necesarios como a construción do CAR». Cuíña Aparicio repasó las gestiones realizadas en las últimas semanas, formalizándose desde el Concello hasta tres peticiones de un encuentro con Vázquez Almuíña. En ninguno de los casos hubo respuesta.

Desglosó el regidor las fechas. La primera petición se cursó el día 5 de abril a través de correo postal y por ese mismo medio se reiteró el 15 del mismo mes. Y la nueva y tercera solicitud se tramitó a principios de mayo. «Este é o compromiso que o PP ten cos lalinenses nun tema tan sensible como a saúde da xente», reprendiendo al conselleiro por «instrumentalizar as administracións públicas con fins partidistas mentres ignora ás demandas sanitarias do pobo de Lalín».

En la misma línea del regidor se pronunció el edil de Sanidade Pública. Nicolás González Casares tildó el silencio institucional de «tomadura de pelo para os veciños», mientras el gobierno local «loita contra os desmantelamentos do PP». Pide a la Xunta que «deixe de facer anuncios pirotécnicos baleiros de contido» en materia sanitaria para Lalín, con el CAR como ejemplo. «O Goberno galego se está burlando dos lalinenses, que levan anos esperando pola súa construción, mentras o PP incumpre todos os acordos», resaltó.

González Casares recordó demandas que recibieron respuesta negativa de la Xunta, como la dotación en Lalín de una ambulancia medicalizada, además de no resolverse carencias en servicios como el de oftalmología o las deficiencias estructurales del centro de salud.

 

Solicitud a Industria

El encuentro con el conselleiro de Sanidade no es el único solicitado por el gobierno lalinense. También están a la espera de entrevistarse con el titular de Industria, Francisco Conde, con el fin de abordar el proyecto de la línea de alta tensión prevista entre Lalín y O Irixo a través de la fraga de Casas Vellas. Fue pedida el 18 de febrero pero sí hubo respuesta alegando incompatibilidades con la agencia de Conde para aplazar la reunión. Cuíña insistía ayer en la necesidad de mantener esa reunión dada la relevancia de la problemática a analizar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Cuíña y Casares arremeten contra el titular de Sanidade, sin contestar a tres peticiones de reunión