Un centenar de árboles para dar calor a quien menos tiene

Una parte de la madera extraída del Pontiñas de Lalín se destinará a familias con escasos recursos

Algunos de los árboles cortados en el paseo y que se destinarán a esta iniciativa.
Algunos de los árboles cortados en el paseo y que se destinarán a esta iniciativa.

lalín / la voz

En las parroquias del rural perviven las cocinas y estufas de leña, desterradas en los modernos pisos con placas vitrocerámica y calefacción a gas. Pero en las aldeas siguen como una seña de identidad, con cobertizos llenos de ese combustible casi tan antiguo como el propio ser humano. En el Concello de Lalín buscaron un fin solidario a la madera acumulada en la limpieza del paseo Pontiñas y una parte se destinará a familias con escasos recursos.

La brigada contratada a través del plan de empleo de la Diputación lleva días de intenso trabajo en el paseo lalinense. Una actuación donde se incluyó la retirada de árboles secos y otros deteriorados, así como algunos con riesgo de caída por su inclinación y mal estado. Más de un centenar, según las cifras dadas a conocer ayer por el gobierno local, que se están retirando ya del curso del cauce fluvial. Los concejales de Benestar Social, Nicolás González Casares, y Medio Ambiente, Celia Alonso, anunciaban el destino de parte de esa madera a familias con escasos recursos del municipio para su empleo en las viviendas principalmente durante la época invernal.

Serán los técnicos del departamento municipal de Benestar Social quienes seleccionen y confeccionen el listado con los beneficiarios de esta medida. La leña procede de ejemplares arbóreos retirados para evitar riesgos por su mal estado, con la posibilidad de causar algún accidente a los usuarios del paseo fluvial del Pontiñas. En caso de sobrar material combustible una vez repartido a las familias con escasos recursos, el resto se pondrá a disposición de todos los vecinos interesados. De esta forma se imitará la iniciativa ya adoptada hace unas semanas cuando el Concello abrió a toda la ciudadanía la posibilidad de llevarse cañas de bambú retirado de ese mismo espacio.

Para González Casares, «aínda que a madeira para calefacción pode parecer un recurso abundante, en realidade para moitas familias pode ser de difícil acceso». Por ello se decidió activar ese reparto gratuito de leña con el fin de evitar su compra y emplearse este invierno.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Un centenar de árboles para dar calor a quien menos tiene