«No es intrusismo dar clases a los que, por horario, no optan por el gimnasio»

Angy Ojea, profesora de zumba fitness, fue pionera en la zona en dar a conocer esta práctica deportiva


lalín /la voz

Al terminar sus estudios de Secundaria Ángela Ojea Villegas, Angy, como así se la conoce, no tenía muy claro que lo suyo fuese continuar inmersa entre libros, apuntes y exámenes. Su vida laboral comenzó pues muy temprano, según reconoce.

-Al pasar varios años compaginando mi jornada laboral con la práctica de deporte me dieron la oportunidad un día de formarme en el sector del fitness. Comencé mi formación como monitora de gimnasio polivalente; en la Federación Galega de Gimnasia, en pilates, danza coreográfica, bokwa, socorrismo y primeros auxilios. En la actualidad trabajo como autónoma e imparto clases de zumba fitness, zumba kids, zumba gold, gimnasia de mantenimiento y pilates.

-De las múltiples disciplinas deportivas existentes, ¿por qué el fitness?

-Yo daba clases de batuka y fui hasta A Coruña a una actividad formativa de tonificación y en el gimnasio, donde impartían las clases observé en la parrilla que había actividades de zumba. Me apunté y salí encantada. Pensé que sería interesante impartir dicha disciplina en Lalín y tras comentar la posibilidad en el gimnasio en el que trabajaba no pusieron ningún inconveniente. Busqué información, toda la precisa, para hacerme instructora de zumba. Recuerdo perfectamente que, en aquel momento, solamente daban ese curso en Madrid y Barcelona y me fui a la capital de España para sacármelo. Fui pionera en la zona en dar a conocer esta actividad. De esto hace cinco años y la impartí por primera vez en el Lalín Arena, cuando estaba gestionado por AQA.

-¿Algún antecedente familiar en este mundo del deporte?

-Por parte de mi familia materna que es latina; ya que mi padre es gallego y mi madre venezolana. ¡Es gen latino se lleva en la sangre! No hay nadie a quien no le guste bailar así que por ese lado combinar baile y música latinoamericana forma parte de mi ADN.

-¿La práctica de una actividad física como la zumba fitness reporta muchos beneficios?

-Muchos. Los beneficios que se obtienen en una clase de zumba te puedo decir que son múltiples. Lo primero es que en una hora de práctica de este tipo de deporte vas a quemar entre 600 y 800 calorías. Además conseguirás una tonificación de los músculos, mejorarás tu coordinación y además es una actividad muy divertida. Otros beneficios que se obtienen al practicar zumba es la liberación de estrés, algo que padece buena parte de la población, y se fortalece tanto el corazón como los pulmones. Es un deporte totalmente apto para todas las edades, desde niños pequeños hasta personas de edades avanzadas, y te puedo decir que se logran resultados altamente sorprendentes en poco tiempo. No se necesitan meses y meses de ejercicio para comprobar los resultados y los beneficios. También es muy importante decir que es un deporte que te reporta felicidad, te sientes feliz con la práctica de la zumba.

-Cuenta con grupos de zumba por toda la comarca dezana e incluso en otras localidades próximas y, el hecho de que esté impartiendo las clases fuera de un gimnasio, despertó la ira de los propietarios de dichos centros. ¿Hablamos de una práctica desleal?

-Desde mi punto de vista no es intrusismo dar clases a los que por horario o tiempo no quieren optar por el gimnasio.

angy ojea villegas profesora de zumba fitness

«Con este deporte vas a quemar entre 600 y 800 calorías en una hora de ejercicio»

«Se logran resultados altamente sorprendentes en poco tiempo»

«Esta disciplina lleva diez años practicándose»

Angy Ojea, que lleva sus enseñanzas a distintos puntos de la comarca y zonas limítrofes, entiende que esta práctica respecto de su impartición en los gimnasios no es totalmente desleal ya que los centros deportivos -arguye- abren sus puertas con diferentes alternativas adaptadas a todas aquellas personas que deseen y puedan realizar ejercicios y actividades en determinados horarios que ofrecen estos centros, y que en muchas ocasiones no se adaptan a la demanda real del futuro usuario. Un sector, matiza, en el que como en todo la competencia pervivirá y es «cuestión de innovarse y reciclarse para poder atraer a la gente a tus clases y centros. Uno no se puede quedar anquilosado».

-Para mostrar su disconformidad con acusaciones vertidas desde los gimnasios, ¿llevaron a cabo una recogida de firmas?

-Así lo hicimos. Después de todo el revuelo, y que se nos acusase de intrusismo profesional, mis compañeras y yo hemos decidido unir fuerzas y hacer varias recogidas de firmas en la masterclass a la que pudieron acudir todas aquellas personas interesadas en apoyar esta iniciativa que llevamos a cabo. Te puedo decir que la aceptación fue total; del 100 %. Además las alumnas están inmensamente satisfechas y el apoyo que hemos recibido de su parte fue total y muy satisfactorio. Personalmente cuento dentro de mis distintos grupos con alumnas que llevan conmigo cuatro años. ¡Ya te podrás imaginar! .

-Mencionábamos la impartición de clases en varios puntos, ¿hasta dónde lleva exactamente sus enseñanzas deportivas?

-Tengo grupos en toda la comarca de Deza pero también en las zonas limítrofes de Antas de Ulla y Monterroso. Hay que tener en cuenta que imparto cursos a niños pero también a personas adultas. Actualmente tengo grupos de pequeños; con edades desde los 4 añitos hasta los once que es la zumba kids; están luego las clases de zumba fitness con chicas desde los 12 años hasta mujeres de 60 anos y también cuento con agrupaciones de mayores de sesenta años a las que les imparto la actividad de zumba gold; cada una de las especialidades en perfecta consonancia con las franjas de edades que se abarcan. Luego están además mis grupos de gimnasia de mantenimiento y de pilates.

-¿Cómo surgió esta disciplina deportiva?

-Esta disciplina lleva más de diez años practicándose en América y su creador es Beto Pérez, un profesor de aeróbic que un día fue a dar clase y se le olvidaron los cedés correspondientes y empezó a poner otros de salsa, cumbia y merengue. Observó que a la gente le gustaba el cambio y tiempo después se fue a Miami para lanzar desde allí su producto. En principio era para llamarle rumba pero como los norteamericanos no pronuncian la erre, le pusieron zumba, y aquí está.

«Organizo el quinto zumbathón benéfico para que ningún niño se quede sin juguete»

Angy aboga por ejercitarse en esta modalidad deportiva, siempre y cuando no exista de por medio una lesión importante que dificulte el movimiento, por lo que es desaconsejable.

-Es conocida por su participación en eventos solidarios...

-Desde que comenzó esta terrible crisis fueron y son muchas las familias que lo han pasado y lo están pasando mal. Esto es algo que golpea nuestro país y esa es la razón fundamental por la que trato de colaborar aquí y en otras partes de Galicia en todo lo que puedo. También es habitual mi colaboración en galas benéficas para la ayuda contra el cáncer o con las asociaciones volcadas en la discapacidad. De hecho el próximo día 13 de diciembre participaré en una gala benéfica en Santiago de Compostela a favor de la Asociación Española de Stickler, en la que todo lo que se recaude en concepto de ventas de entradas irá destinado al colectivo.

-¿En qué proyectos está trabajando en la actualidad?

-Ahora que están las Navidades a la vuelta de la esquina estoy organizando un zumbathón benéfico, en su quinta edición, y será el 19 de diciembre a las 19 horas en el Centro Comercial Pontiñas. Los asistentes podrán donar dos kilos de alimentos no perecederos o juguetes para que en estas fiestas ningún neno se quede sin un juguete. Al finalizar la actividad sortearemos entre los asistentes una serie de artículos donados por las tiendas patrocinadoras. Además el 26 iré a una masterclass en Pontevedra para juntar el mayor número posible de personas bailando y el 18 saco otra formación del zumba básico 2.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

«No es intrusismo dar clases a los que, por horario, no optan por el gimnasio»