Cinco abuelas como excusa para reunir a 50 descendientes

j. b. LALÍN / LA VOZ

FORCAREI

Cedida

Nietos y bisnietos de las mujeres nacidas en Forcarei se reunieron por primera vez

10 jun 2024 . Actualizado a las 05:00 h.

Mari Pepa, María Rosa, Amalia, Soledad y Concha venían entre 1890 y 1905 en Aciveiro, en el municipio de Forcarei. Los avatares del destino llevaron a alguna a alejarse de su tierra natal. Una tras casarse marchó hasta Vitoria, otra a A Coruña. En el seno de la familia encontraron la excusa perfecta para reunirse por primera vez y recordarlas en una comida que reunió ayer a medio centenar de primos, tanto nietos como bisnietos de aquellas mujeres, en el Fogar de Breogán de Lalín. Una emotiva celebración que, aseguran, tendrá continuidad en próximos años.

A ese encuentro familiar no pudo acudir la única hija de esas cinco hermanas forcaricenses que aún vive, que tiene 89 años. Tampoco, en este caso por su corta edad, sus tataranietos. Fueron algunas de las nietas más jóvenes las que propusieron la idea, empezando durante semanas a sumarse nombres a un grupo de WhatsApp. Finalmente lograron consensuar tanto la fecha más propicia para todos como el lugar, escogiéndose un punto céntrico ya que la familia está desperdigada por toda Galicia e incluso fuera.

Desde Pontevedra, Chantada, Narón, Silleda,... llegaron los descendientes de esas cinco mujeres. Seguro que nietos y bisnietos compartieron algún que otro recuerdo de ellas, así como de otros familiares que ayer no pudieron acudir a este encuentro. Sin duda que una forma plausible de estrechar lazos a futuro.