UGT exige que se refuerce la atención médica en Forcarei tirando del personal del PAC

La Voz A ESTRADA / LA VOZ

FORCAREI

MIGUEL SOUTO

30 abr 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El secretario provincial de Sanidad de UGT, Carlos Cancela, critica la deficiente atención sanitaria en el centro de salud de Forcarei y exige que se tomen medidas para mejorarla.

Según recuerda, hace unos años el centro de salud de Forcarei contaba con dos médicos y el de Soutelo con otros dos. Cuando uno de los médicos de Forcarei se jubiló, el Sergas trasladó a la capitalidad uno de los de Soutelo y dejó a esta localidad con uno solo. Las protestas de los usuarios no consiguieron revertir la situación.

Desde entonces, el servicio ha sufrido nuevos recortes. Una médica de Forcarei se jubiló en verano y, aunque el Sergas nunca confirmó la eliminación de la plaza, esta no se ha cubierto todavía, con lo que en la práctica el centro de salud lleva meses funcionando con un único médico. En enero, este causó baja y la plaza se cubrió con una médica sustituta, a través de la lista de contrataciones. UGT asegura que la médica tiene una agenda de medio centenar de pacientes al día, con las dificultades que conlleva compaginar esta atención con las urgencias del 061 y las visitas domiciliarias en un municipio con población dispersa y envejecida. «No es de recibo que en un centro rural como el de Forcarei haya esperas de dos o tres días para conseguir cita ni que el paciente citado tenga que esperar en ocasiones dos o tres horas porque el médico ha tenido que salir a un domicilio», indica Cancela. Según asegura, la médica está teniendo que trabajar fuera del horario establecido para poder prestar atención a todos los usuarios. Y aún así se suceden las quejas.

UGT exige que se cubra la plaza de la médica jubilada y que, entretanto, se refuerce la atención en el centro de salud. «Dan la excusa de que no hay médicos en las listas, pero pueden echar mano de los médicos del PAC, que estarían dispuestos. Y para sustituir las ausencias de enfermeras, ahí si que no hay disculpa», indica.