Forcarei reclama 30.000 euros a la empresa que renunció al SAF


La huelga en el Servizo de Axuda no Fogar (SAF) de Forcarei arrancó ayer en un clima de máxima tensión por la incertidumbre sobre la salida a un conflicto laboral que no hace más que complicarse y que salpica a todo lo que lo rodea.

En este contexto, la responsable de la empresa Galaurea, Marta Blanco, lamentó ayer la sanción que el Concello de Forcarei le ha impuesto por la renuncia a firmar el contrato para la adjudicación del SAF. Galaurea fue la única empresa que se presentó al concurso lanzado por el Concello para buscar una nueva concesionaria para la prestación del SAF ante la quiebra de la anterior, en la que se tramita un ERE extintivo. En el plazo de diez días que el Concello dio a la firma para presentar documentación y formalizar el nuevo contrato Galaurea no lo hizo, entendiéndose de esta forma su desestimiento. El Concello decidió entonces sancionar a la firma a pagar el 3 % de la licitación (sin IVA), unos 30.000 euros. Marta Blanco considera inaudita esta práctica. Asegura que no hubo mala fe alguna por su parte y sí cierta ocultación de información por parte del Concello, que en el pliego no reflejaba la deuda de la empresa precedente, que asciende a unos 86.000 euros y que tendría que asumir la nueva adjudicataria. «Desistir fue un simple acto de sensatez. No puedo llevar a mi empresa a la ruina para sacarle las castañas del fuego al Concello», dice.

La huelga continuará indefinidamente, con servicios mínimos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Forcarei reclama 30.000 euros a la empresa que renunció al SAF