Diez años sin el mago de Soutelo

El genial retratista aún no cuenta con una exposición permanente de su obra en su Forcarei natal


a estrada / la voz

El pasado 15 de julio se cumplía una década del fallecimiento de uno de esos genios de descubrimiento tardío. Un hombre de pueblo que convertía a sus paisanos en iconos de arte a través de su intención, su oficio con una cámara de fotografía en las manos. Virxilio Viéitez (Soutelo de Montes, 1930-2008) lograba una pureza absoluta en sus imágenes. Retrataba almas, muchas de ellas tímidas e inocentes en posados con su habitual paño blanco de fondo. Lejos, muy lejos del ruido de los selfis insustanciales que navegan en las redes sociales. El retratista de Soutelo de Montes moría en su aldea natal en el 2008, tras su descubrimiento en los años 90. Pero como ocurre en tantos casos, más fuera de su tierra natal.

En agua de borrajas quedaron los ofrecimientos años antes incluso de su muerte para que se habilitase una exposición permanente de su obra en Forcarei, además preservar un legado impresionante de unos 100.000 negativos guardados con celo por su hija Keta. Latas llenas de material del que apenas afloró la punta del iceberg a través de positivados para exposiciones emblemáticas como la celebrada en la galería Juana de Aizpuru en Madrid, con motivo de PHotoEspaña 2009, la del museo Marco de Vigo en el 2010 o la de la Fundación Telefónica en Madrid en el 2013. ¿Y en casa? Silencio. Ni prosperó ese posible museo, ya que de arte hablamos, en torno a Virxilio Viéitez. Ni actividades de divulgación de su obra ni una triste muestra de creaciones universales, donde fluye la esencia de esa Galicia interior, esa Terra de Montes en la que nació y murió.

Pero con ocurre con esas efemérides tan manidas como a veces necesarias, a los diez años de su muerte parece advertirse alguna alteración en ese olvido institucional hacia la figura y obra de este maestro del retrato. «No desperdiciaba un disparo y todas las fotos que tomaba eran por encargo de clientes», resaltaba Enrica Viganó, la comisaria de la exposición viguesa. Queda esperar que el Concello forcaricense no desperdicie más tiempo para ensalzar a uno de sus hijos más ilustres.

Homenaje en agosto, con una exposición de imágenes inéditas

Pocos días después de cumplirse esos diez años sin Virxilio Viéitez, el Concello de Forcarei anunciaba ayer la preparación junto a su familia de un homenaje popular en su recuerdo. El programa no está cerrado, desarrollándose en agosto y previsiblemente en vísperas de las fiestas de Soutelo de Montes, con mayor opción de afluencia de personas.

Entre las iniciativas prevista figura una exposición de fotografías, que incluirá imágenes inéditas y que tendrá lugar en el auditorio. Además se pretende celebrar algún acto de calle para que sus paisanos, así como el resto de vecinos del municipio y visitantes puedan mostrar su cariño hacia uno de los pioneros de la fotografía gallega, situado a la altura de Ksado o Manuel Ferrol.

Además parece que se retoma de nuevo la posibilidad de que el Concello se implique en la conservación de su legado fotográfico. El gobierno local anunciaba ayer la cesión de un local municipal a la familia para la custodia de su abundante obra. Están en marcha ya los trámites administrativos para ceder un inmueble en Soutelo de Montes a ese fin.

La regidora forcaricense, Belén Cachafeiro, quiso agradecer públicamente la generosidad de la familia de Virxilio Viéitez por permitir que todo el municipio y el resto de Galicia «poidan lembrar nun sinxelo acto público a unha persoa coñecida e recoñecida que axudou a poñer a Soutelo de Montes e a estas terras no mapa cun traballo único». «Esta homenaxe servirá para expresar o moito cariño que lle tiñamos todos os veciños», dijo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Diez años sin el mago de Soutelo