Tres encapuchados asaltan de noche a punta de pistola una casa de Forcarei

Los ladrones golpearon al dueño, se llevaron dinero en metálico y joyas y huyeron

.

a estrada / la voz

Fueron apenas cinco minutos, pero serán difíciles de olvidar para José Luis Barreiro y su familia. José Luis, su mujer y su hijo de 10 años dormían plácidamente en su casa de Cabanas (Forcarei) cuando la alarma de seguridad de la vivienda y un fuerte golpe simultáneo en la puerta de acceso a los dormitorios los despertaron con la certeza de que algo no iba bien. Pasaba poco de las dos de la madrugada. José Luis y su mujer corrieron hacia la puerta -que siempre dejan cerrada con llave- y vieron cómo alguien intentaba abrirla desde el salón. Los ladrones habían accedido a esta estancia a través de un balcón de la primera planta del edificio, rompiendo el cristal de la puerta. La pareja intentó evitar que los ladrones -que eran tres e iban encapuchados- entrasen haciendo fuerza contra la puerta, pero no lo consiguió. Enseguida tres hombres corpulentos con acento de Europa del Este lograron forzar la puerta y se pusieron dentro.

«Caja fuerte, caja fuerte»

Visiblemente nerviosos por la activación de la alarma, los intrusos comenzaron a golpear al hombre y a empujar a la mujer al tiempo que decían: «Caja fuerte, caja fuerte».

Uno de los asaltantes llevaba una pistola con la que en varias ocasiones apuntó al hombre y que en un momento llegó a ponerle también al cuello a la mujer.

El robo se desarrolló con rapidez. Mientras uno de los asaltantes se quedó vigilando a la mujer, apuntándola con una linterna a los ojos, sus dos compañeros empujaron a José Luis hasta la cocina y consiguieron hacerse con varias cajitas con joyas que se encontraban en un escondite. Después acompañaron a golpes y empujones al hombre hasta la planta baja de la casa y se llevaron entre 800 y 1.000 euros que había en una cartera que estaba en una chaqueta colgada en el perchero.

Finalmente, los asaltantes abandonaron la vivienda por la puerta principal y se esfumaron.

El hijo de la pareja fue testigo de todo. Al escuchar el ruido se despertó, salió hasta la puerta de su habitación y se quedó paralizado al ver lo que acontecía.

José Luis Barreiro, propietario de la vivienda: "Esto foi de película. A alarma foi parte da nosa salvación"

José Luis intentaba ayer asumir lo sucedido la pasada madrugada. En Forcarei ha habido robos, pero nunca de este calibre. El propio José Luis ha sufrido varios robos en su empresa, Moybar. Pero este fue diferente. «Esto foi de película», cuenta. Pese a la tranquilidad habitual en la zona, al despertarse sobresaltados por el sonido de la alarma y por un fuerte golpe, José Luis y su mujer intuyeron lo que pasaba. El forcaricense, que saca importancia a los golpes recibidos, está convencido de que la alarma «foi parte da nosa salvación». «Acelerou todo. Botaron aquí cinco minutos porque tiñan que actuar rápido, pero se non chega a ser así igual isto dura cincuenta minutos ou cinco horas», explica. José Luis cree que los asaltantes tenían claro que la familia estaba en casa, pero eso no les importó. «Eu penso que ata estiveron vixiando e que esperaron para actuar a que nos foramos deitar todos», dice. «A lotería non che toca, pero estas cousas tocan», dice resignado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Tres encapuchados asaltan de noche a punta de pistola una casa de Forcarei