La legalización de la red de saneamiento de una aldea de Forcarei enfrenta a los vecinos

Tienen diferencias de opiniones


a estrada / la voz

Los vecinos de la aldea de A Ponte (Forcarei) están enfrentados por su diferencia de opiniones respecto a la legalización de la red de saneamiento construida en la localidad hace más de treinta años con mano de obra vecinal y materiales aportados por el Concello.

Una parte de los vecinos pretenden llevar a cabo la legalización de la red de saneamiento o, en su defecto, engancharse a la red de alcantarillado municipal. Según recuerdan, en el 2010, cuando se planificó la construcción de la nueva EDAR de Forcarei, se anunció que daría servicio a los núcleos de Forcarei, Cachafeiro, Casanova y A Ponte. Sin embargo, finalmente la estación de tratamiento dejó fuera del enganche a los vecinos de A Ponte y por el momento el enganche no está en la agenda municipal.

La legalización de la red existente tampoco parece tarea fácil. Una parte de los vecinos pretende llevarla a cabo aprovechando unos supuestos fondos vecinales que gestiona desde hace años la alcaldesa de barrio. Sin embargo, según aseguran, la alcaldesa de barrio -con la que esta Redacción no pudo contactar ayer- no está por la labor. Según explica uno de los vecinos, Jesús Barreiro Villaverde, el sábado pasado se convocó a todos los propietarios con viviendas en la aldea -la mayoría residen fuera- a una reunión. En ella se esperaba la comparecencia de la pedánea para dar informar de las cuentas vecinales y abordar la cuestión de la legalización tanto de la red de saneamiento como de la de abastecimiento. Sin embargo, la alcaldesa de barrio no llegó a informar de los fondos disponibles. Los vecinos acordaron dejar el asunto en manos de un abogado. Por otra parte, piden al Concello, como posible salida pacífica al conflicto y para evitar multas del Seprona, que planifique el enganche a la depuradora de Forcarei, que según dicen está a «escasos 400 metros». Advierten que en el pueblo la situación es muy tensa.

Votación
1 votos
Comentarios

La legalización de la red de saneamiento de una aldea de Forcarei enfrenta a los vecinos