Lalín pidió a la Xunta contratar en verano una brigada contra incendios

Dozón se sumará este año a los convenios con la petición de una motobomba

.

Lalín / la voz

Con el aumento de temperaturas, concellos y Xunta se preparan para la lucha contra los posibles incendios forestales. Las administraciones locales ya formalizaron el envío de solicitudes para firmar convenios con Medio Rural. Este año se mantienen las tres líneas de otros ejercicios y en la zona hay pocos cambios.

Uno de los más significativos es la mejora del convenio anterior por parte del Concello de Lalín, que solicitó la contratación de una brigada contra incendios, de la que careció los dos últimos años. Desde el gobierno municipal se apuntaba que los profesionales de incendios estaban en contra de ellas. Lo que sí contrató el Concello el año anterior fue a conductores de motobombas. Lalín junto con A Estrada son también los únicos que cuentan con un Grupo de Emerxencias Supramunicipal (GES).

Otra de las novedades la protagoniza Dozón, que este verano contará por primera vez en mucho tiempo con un convenio con la Consellería de Medio Rural. En su caso será para una motobomba. Desde la institución explicaban ayer que ya el año pasado tuvieron convenida la motobomba aunque la aprobación, apuntan, no les llegó hasta octubre, ya pasada la considerada época de más riesgo de incendios. La tuvieron convenida tres meses, hasta diciembre. Pese a todo fue útil porque la sequía y las altas temperaturas del pasado otoño dejaron incendios en la zona, algunos de ellos, en Dozón.

Este año dispondrán de motobomba tres meses y medio. El vehículo lo pone el Concello y Medio Rural subvenciona la contratación de personal para su manejo. En este caso serán un mínimo de tres conductores a fin de cubrir el servicio de la motobomba las 24 horas del día en tres turnos de ocho horas.

Los demás concellos de la zona, según apuntaban ayer desde la consellería, repitieron las peticiones del año anterior.

Agolada, A Estrada, Cerdedo-Cotobade y Forcarei mantienen las tres líneas con las que ya contaban: la contratación de una brigada, motobomba y el destino a la realización de desbroces. Con la contratación de una brigada Lalín se suma al mismo club manteniendo como en años anteriores los convenios de motobomba y el destino a desbroces.

Rodeiro mantiene lo que ya tenía y que es un convenio al amparo de la línea de ayudas para hectáreas a desbrozar. Lo mismo mantendrá el Concello de Vila de Cruces, mientras que el de Silleda se decanta un año más por dos líneas: la de la motobomba y la de desbroces.

De esta forma Tabeirós-Terra de Montes contará de nuevo con brigadas contra incendios municipales en los tres concellos, mientras que en Deza se sumarán a las del servicio contra incendios de la Consellería de Medio Rural la de Agolada y la de Lalín, mientras que los otros cuatro municipios volverán a prescindir de estas contrataciones un año más.

Un vasto territorio con cerca de cien mil hectáreas de monte

El Pladiga de este año cifra en 96.771 las hectáreas de monte en el distrito forestal XVI, que abarca las dos comarcas , que conforman un vasto territorio de más de 1.500 kilómetros cuadrados. De esas 96.771 hectáreas de monte, la mayor parte (80.710,35 hectáreas), se encuentra en manos privadas. Solo 15.912,05 hectáreas son montes vecinales en mano común, mientras que las 153 hectáreas restantes son montes públicos. El Pladiga contempla la colocación este año de 34 nuevas cámaras en parroquias de alta actividad incendiaria.

En cuanto al distrito XVI, este cuenta con 38 puntos de acopio de agua aptos para helicópteros y 141 idóneos para otros medios de extinción. En cuanto as las charlas de formación, en 2016 se impartieron 31 que contaron con 2.754 alumnos y el año pasado fueron tan solo once, que sumaron 626 alumnos.

Solo dos parroquias se mantienen en la lista con alta actividad incendiaria en los últimos años

En la zona solo dos parroquias se mantienen en la lista en la que se incluyen las de alta actividad incendiara. Son la de Santa ;María de Dozón y la de Santa María de Bidueiros, ambas en el municipio de Dozón. Se incluyen de nuevo en la relación del Plan de Prevención e Defensa contra os Incendios Forestais de Galicia (Pladiga) de este año.

En los últimos cinco años se contabilizaron en Santa María de Dozón un total de 31 incendios forestales. En la última década se calcinaron en esta parroquia 139,52 hectáreas de monte.

Muchos menos incendios se produjeron en la parroquia de Bidueiros. Fueron un total de dieciocho en el último lustro. Aunque la superficie quemada en esta zona en los últimos diez años no difiere mucho de lo ardido en Dozón, Fueron 125,34 hectáreas de monte. El Distrito XVII que incluye Deza y Tabeirós-Terra de Montes es, de los de la provincia, el que cuenta con menos parroquias dentro de esta lista. Un año más, el Pladiga, incluye a los nueve concellos de las dos comarcas como zona de alto riesgo de incendios.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Lalín pidió a la Xunta contratar en verano una brigada contra incendios