Cerdedo-Cotobade, puesto de mando del plan de vialidad invernal

Olimpio Pelayo Arca Camba
O. P. A ESTRADA / LA VOZ

CERDEDO

12 dic 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

La subdelegada del Gobierno en Pontevedra, Maica Larriba, presidió ayer en el Centro de Conservación de Carreteras de Alto da Cruz (A Estrada) la firma del protocolo de coordinación de los distintos órganos de la administración del Estado ante nevadas y otros fenómenos meteorológicos invernales que pueda afectar a la red de carreteras de la provincia. El protocolo establece los procedimientos de actuación de los servicios, medios y recursos de la administración estatal en caso de las citada incidencias, para reducir al máximo las restricciones al tráfico y evitar las retenciones de vehículos.

Este plan de vialidad invernal incluye tres puestos de mando avanzados. Uno de ellos en Lalín, que cubre el norte provincial, con especial atención a los altos de Santo Domingo y San Martiño, en la carretera N-525, así como O Marco y Alto da Rocha o Xindiriz en la N-640. Por su parte, en Cerdedo está un segundo puesto, que se ocupa de la zona central de Pontevedra, con especial atención al Alto de O Paraño ya en el límite con la provincia de Ourense. Se completa con el puesto de los túneles de Folgoso, con vigilancia a los puertos de A Cañiza y Fontefría.

La provincia cuenta para este dispositivo invernal con diez camiones quitanieves, una retropala cargadora, una pala mixta, doce depósitos de sal con una capacidad de 1.975 toneladas y cuatro plantas con 89.000 de salmuera acumulada. Además, los gestores de las autopistas AP-9 y AP-53 cuentan con nueve camiones quitanieves, 1.700 toneladas de sal y 233.000 litros de salmuera.