Solo A Estrada y Dozón cumplen la ratio que fija el número de taxis

En muchos concellos el número duplica e incluso triplica las cifras establecidas


Lalín / la voz

Las ratios para el servicio de taxis establecidas en su día por la Dirección Xeral de Transportes en abril de 1998 y que mantiene la actual ley, establecen una licencia por cada mil habitantes. Unas cifras que en pocos municipios se cumplen de forma individual, pero tampoco dan los números contando la población global. La estadística hecha pública ayer por el IGE cifra en 67 los taxistas de Deza, un número que ya cubriría el total de los permitidos para los nueve municipios de Deza y Tabeirós-Terra de Montes, que sumaban históricamente algo más de 67.000 habitantes. Pero la estadística del IGE tiene trampa, porque dentro de esta suma de Deza incluye 6 de Cerdedo-Cotobade, cuyo territorio está en parte en Tabeirós-Terra de Montes (Cerdedo) y la otra (Cotobade) en la de Pontevedra. En Tabeirós serían 21 taxis, y 27 si sumamos aquí los 6 de Cerdedo-Cotobade, mientras que Deza se quedaría en 61.

Por concellos solo cumpliría las ratios Dozón, que suma algo más de mil habitantes y cuenta con un solo taxista, y A Estrada, con 14 autorizaciones de taxi, muy lejos de las 20 a las que tiene derecho con sus más de 20.000 habitantes. Tenía 13 en el 2017 y 16 en el 2016. Es el único en el que el número es inferior al que le marca la ratio.

En el resto, el número de autorizaciones, según los datos de 2018 de la Dirección Xeral de Mobilidade dependiente de la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras, son muy superiores, en muchos casos el doble o incluso el triple del número de licencias que les corresponderían en función al número de habitantes. En Agolada son 4, los mismos que en el 2017, pero dos menos que en el 2016, cuando se contabilizaban 6. Una cifra que triplicaba en su día los dos que fijaría la ratio dado que cuenta con algo más de 2.000 habitantes. Aún con el descenso en el número de autorizaciones, esas 4 duplican la ratio. En Rodeiro, que continúa careciendo de parada de taxis, con 6, el mismo número del 2016 y 2017, lo que supone triplicar las dos que fija la ratio para un concello que se queda en los 2.000 y pico habitantes.

En Silleda, tampoco osciló el número en los últimos años, y sigue en quince licencias de taxi. Cuentan con una parada en A Bandeira, otra en Silleda y una en estudio para ubicar junto al centro de salud una vez se acabe de acondicionar la calle. Las licencias casi duplican lo que corresponde por una población de más de 8.000 vecinos. En el 2016, Cerdedo tenía 4 y tras la fusión la suma de Cerdedo-Cotobade, sumó dos taxistas más y son 6 desde el 2017. En Forcarei son 7, un número que se mantuvo inamovible también en la estadística de los últimos tres años. y más del doble que los tres que les corresponderían por población.

En Lalín son 25 las autorizaciones para taxis en vigor, en el 2017 fueron 24 y 27 en el 2016. Eso supone cinco más de las que marca la ratio, aunque en los últimos años sí se produjo un descenso paulatino. Eran 48 en el 2006, pero el número fue bajando por jubilaciones y, en algún caso, por la crisis y la falta de trabajo. En Cruces son 16, los mismos que un año antes, mientras que en el 2016 eran 15, el triple que fija la ratio, para un municipio de algo más de 5.000 habitantes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Solo A Estrada y Dozón cumplen la ratio que fija el número de taxis