Calvo ofrece a Educación el CEIP de Agolada para alumnos del Sagrado

El regidor cree necesaria una formación «a marxe de intereses mercantilistas»


lalín / la voz

La incertidumbre generada sobre el futuro del colegio Sagrado Corazón de Lalín, tras entrar en concurso de acreedores y varios intentos fallidos de venta, generó en las últimas horas una propuesta cuando menos singular porque llega de un municipio limítrofe. El alcalde de Agolada, Luis Calvo, remitía ayer un escrito a la jefatura territorial de la Consellería de Educación en Pontevedra donde ofrece el CEIP de la localidad para acoger a alumnos que puedan verse afectados por la situación del Sagrado Corazón. Para ello pone a disposición del departamento autonómico las instalaciones.

En su oferta por escrito el regidor no escatima elogios para el que «posiblemente sexa o mellor centro da comarca do Deza a nivel de instalacións e calidade educativa». Esgrime que cuenta con medios materiales suficientes: «aulas, aseos, bibliotecas, salas de mestres, patios de xogo, campos de deportes e pavillón polideportivo anexos, servizo de comedor con alimentos de alta calidade preparados in situ e sen catering». Solo sería necesario, resalta Luis Calvo, que Educación dote de los medios humanos suficientes para el incremento de alumnos, tanto docentes como personal de apoyo.

Una propuesta que busca, incide el alcalde de Agolada, «facilitar a continuidade estable do proceso de formación dos alumnos, toda vez que a formación debería ser considerada un elemento a marxe de intereses mercantilistas e baseado únicamente na procura da excelencia académica, da formación integral das persoas e para o que resulta de todo indispensable ofertar as familias unha base de seguridade e estabilidade a todos os niveis». Por ello ofrece el CEIP agolense para los nuevos cursos académicos «para dar saída oportuna e estable a un problema grave que afecta aos veciños da comarca», además de abrir con Educación «unha vía de diálogo a fin de poder solucionar o problema detectado e ante a manifesta pasividade observada ate o de agora polas diferentes administracións competentes».

Y es que para Luis Calvo se está generando una alarma social por las dificultades económicas del Sagrado Corazón que hacen difícil su continuidad y mantener unas condiciones mínimas para los alumnos matriculados en este colegio concertado. Va más allá y cree que no podrá prestar servicios básicos en unas condiciones mínimas «de estabilidade educacional, calidade das infraestruturas e seguridade e capacidade de ofertar complementos para a conciliación laboral e familiar dos pais e nais, como poden ser os servizos de comedor». Optar por el CEIP de Agolada posibilitaría una opción a los escolares de continuar juntos «nunhas condicións axeitadas».

Transporte escolar

En su propuesta a la Consellería de Educación el regidor no especifica varias cuestiones, entre ellas cómo se abordaría el transporte de los alumnos, en su mayoría de Lalín, hasta el CEIP de Agolada,. Tampoco las plazas con las que podría contar este centro a ofertar entre alumnos actuales del Sagrado Corazón y si el comedor tendría capacidad suficiente para todos ellos.

Normalidad en el comedor, sin alumnos «vetados»

La mediación del Anpa del Sagrado Corazón ante el administrador concursal surtió efecto y el anuncio de Joaquín Pereira quedó en suspenso. El hasta ahora gestor del colegio había anunciado que ayer no podrían acudir al comedor quince alumnos cuyas familias deben dinero. Pero sí lo hicieron.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Calvo ofrece a Educación el CEIP de Agolada para alumnos del Sagrado