«Pude disfrutar poco mi regreso»

El centrocampista de 20 años inicia su recuperación tras ser operado y perderse el resto de la temporada


lalín / la voz

Su amistad con Luis González Pichel y los años compartidos en su etapa de formación con sus ahora compañeros en el Agolada le llevaron a aceptar de inmediato la oferta del club dezano para jugar en Preferente. Tras haber dejado el fútbol durante su estancia de estudios en Madrid, Adrián Mourazos (Melide, 1998) volvía a disfrutar con este deporte. Contaba con minutos sobre el césped hasta el fatídico 14 de octubre. Jugaban contra el Arzúa en O Hospitalillo y un mal apoyo se saldó con la temible tríada. Su rodilla crujió y el pasado viernes era operado en la clínica Quirón de A Coruña. La temporada acabó para él, pero se muestra ilusionado con una recuperación idónea y regresar de nuevo a los campos para la siguiente.

-¿Qué tal fue la operación de su rodilla?

-La verdad es que bien. Tenía rotura del ligamento cruzado anterior y del lateral interno, además del menisco externo y una luxación de rodilla. Fue un mal apoyo en el partido ante el Arzúa. Pero ahora toca olvidarse, porque la primera noche pasé mucho dolor pero ya va remitiendo un poco y este próximo lunes tengo revisión con el traumatólogo para evaluar el proceso de rehabilitación.

-A sus veinte años supongo que se trata de la lesión más grave que ha sufrido.

-Sí, nunca había tenido una lesión tran grave, un pack completo que se dice.

-Marcarse plazos para regresar al césped resulta además bastante complicado.

-Ya sé que se acabó la temporada para mí y ahora toca tener paciencia, trabajar para que la recuperación sea la idónea y olvidándose de plazos, que sea el tiempo que haga falta. Probablemente ni siquiera llegue para la pretemporada o el inicio de la próxima liga.

-Toca además reposo inicial.

-Vivo en Santiago por los estudios, pero tras la operación regresé a la casa de mis padres en Melide. Casi no puedo salir de casa con las muletas, porque además a los veinte metros ya me cansa.

-¿Cómo fue su fichaje por el Agolada para esta temporada?

-Yo había regresado este año a Galicia tras estudiar en Madrid. Durante esa etapa no había jugado al fútbol, pero había recalado como cadete en la Escola Fútbol Lalín con Luis González Pichel como entrenador, donde estuve tres temporadas. Además de coincidir con él también lo hice con muchos de los jugadores actuales del equipo. No dudé cuando me llamó el míster para jugar en el Agolada.

-Además supuso su debut en la Preferente.

-Se trata de una liga muy competitiva y me hacía ilusión jugar en ella, pero pude disfrutar poco mi regreso a los campos de juego tras el parón madrileño por culpa de esta lesión. Ha sido solo un aperitivo.

-Su radio de acción suele ser el centro del campo.

-Sí, soy centrocampista, no soy goleador, no es mi función.

-Pichel le estaba dando minutos en el once titular.

-Estaba contando bastante conmigo, estaba un buen momento físico y mejorando pero no tuve suerte, como el general el equipo porque en tan poco tiempo de liga llevamos ya muchas lesiones, algunas graves también como la de Rivas, con rotura de menisco.

-Su equipo marcha antepenúltimo en el estreno de la categoría. ¿Cómo ve sus posibilidades?

-Siempre cuesta adaptarse a una nueva categoría, se da un salto importante desde Primera Autonómica, pero creo que estamos mejorando partido a partido. También se debe tener en cuenta la media baja de edad que tenemos en el equipo, para la mayoría por primera vez en Preferente. Seguro que seguiremos ganando confianza y obtener mejores resultados.

-¿Cómo fue su trayectoria en el mundo del fútbol?

-Comencé en el fútbol sala muy pequeño, a los cinco años en Melide. Pero se creo un equipo de fútbol 7, el Atlético Melide, y al segundo año me cambié. Después ya estuve como cadete en la Escola Fútbol Lalín, durante tres temporadas antes de irme a Madrid a estudiar, parando un año en cuanto al fútbol, y ahora regresé a entrenar otra vez y jugar con el Agolada.

-Suerte con esa recuperación, a ver si le vemos más pronto que tarde de nuevo jugando.

-Gracias, eso deseo yo también. Agradecer además los mensajes de ánimo de mis compañeros, el club y los técnicos, de la afición en general. Estaré animando al equipo mientras me toca recuperarme.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

«Pude disfrutar poco mi regreso»