Los Bomberos retoman la protesta con acciones fuera de la comarca

Llevarán las movilizaciones para reivindicar un convenio a Vigo y Pontevedra


Lalín / la voz

Los Bomberos ponen fin a la tregua y ayer anunciaron que retoman las movilizaciones para reivindicar la negociación de un convenio colectivo después de lo que consideran, en palabras de José Luis García Pedrosa de Comisiones Obreras, «unha tomadura de pelo das Administracións». Ayer parte de los trabajadores denunciaron junto con CC. OO. la situación que viven en este momento. García Pedrosa considera que el comportamiento de Xunta y Diputación es de «unha auténtica falta de respecto a estes profesionais», en referencia a los trabajadores del consorcio de Bomberos.

Retoman el conflicto pero esta vez, anuncian, las medidas y las acciones que llevarán a cabo tendrán lugar fuera de la comarca de Deza. Son conscientes de que hasta ahora sus protestas en territorio dezano no parece que hayan hecho mella ni en la Xunta ni en la Diputación. Entienden, indica Pedrosa, que «parece que non lles xera problemas nin á Xunta nin á Deputación ter un conflito no Deza, e que lles dá igual ao estar circunscrito a comarca».

De ahí que lo quieran llevar a otros territorios. García Pedrosa explica que lo llevarán al resto de la provincia incidiendo en el hecho de que «igual se se dá en Vigo ou en Pontevedra, igual se decatan». De momento tienen programadas dos acciones que llevarán a cabo este mismo mes sino los representantes de Xunta y Diputación no se sientan a negociar. Avisan que las movilizaciones «caracterizaranse pola súa contundencia» indicando que «as que fagamos serán suficientemente soadas».

García Pedrosa recuerda que el consorcio les dijo que presentarán una plataforma de convenio colectivo. Al hilo de esto, mantuvieron una reunión formal en el Concello de Agolada con el presidente y un asesor. En ese momento, dice, «vimos interese». Ahora, explica, «temos unha proposta da Xunta que di non á negociación do convenio, pero si a algunhas reivindicacións, mentres que a Deputación non fixo ningunha proposta, pero a postura é tamén de non negociar o convenio». Cree que ninguna de las dos administraciones tiene alguna razón para no negociar «salvo unha razón política».

El sindicalista se queja del «desprezo» y la «deixadez» de los representantes de las administraciones en el consorcio.

Insiste en que van a mantener abierta la puerta del diálogo y la mano tendida siempre, pero «ata que nos sentemos as dúas partes». Se muestran dispuestos a llegar «a algún tipo de fórmula», aunque no fuera exactamente un convenio, sino algo menor, pero siempre que las negociaciones fuesen serias y se recojan sus peticiones.

Fin de la tregua, también en Deza, donde volverán a lucir las pancartas

Que las acciones reivindicativas salgan de la comarca y lleven el conflicto fuera de las fronteras de Deza y Tabeirós-Terra de Montes no quiere decir que en esta zona, los Bomberos no pongan de manifiesto sus quejas.

Lo harán de nuevo con pancartas colocadas en distintos puntos de la zona y que se visibilizan en distintos puntos de la zona. Unas actuaciones que ponen también fin a la tregua. El consorcio había puesto como condición a los trabajadores del parque intercomarcal que dejasen las pancartas y las acciones de protesta mientras se esperaba la negociación y después de que se formase la mesa en la que estaba previsto que se abordasen las peticiones de la plantilla, representada también por Comisiones Obreras. Pasaron meses y no se produjo. De ahí el regreso a la acción, dicen.

Reivindicaciones por debajo de los derechos que tienen los laborales de Xunta y Diputación

García Pedrosa considera que las reivindicaciones que plantean son inferiores a los derechos que ya disfrutan y ya tienen los trabajadores laborales de Xunta y Diputación que, dice, ya disfrutan de un convenio colectivo hace años.

Explica que, dada «a présa da Deputación por aprobar os presupostos» les plantearon dos propuestas desde el consorcio. Una fue la que se aprobó y otra era la que establecía los incrementos para todos los trabajadores públicos. Les piden que presenten a posteriori una alegación a los presupuestos. Pedrosa recuerda que solo se pueden impugnar con éxito en tres situaciones concretas. Una es la de que exista un compromiso de gasto y para ello «tería que ter firmado un acordo que non existe». Por lo que, añade, «o secretario da Deputación diranos despois que a alegación non pode prosperar».

No aceptan que les digan que «non están dispostos a negociar o convenio». Apunta que les habían dicho que estaban dispuestos a concederles la recuperación del 5 % de reducción del salario que se produjo en el 2010 «pero na última reunión xa non estaba claro e é un pitorreo» y creen que solo intentan dilatar el proceso.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Los Bomberos retoman la protesta con acciones fuera de la comarca