Un corazón que enamora en Agolada

El antiguo mercado sirve de escenario a una feria que pone en valor el talento


lalín / la voz

La piedra y la madera de Os Pendellos de Agolada se convirtieron desde ayer, un año más, en el mejor contenedor de la artesanía gallega. Una cesta donde cabe diseño y tradición alimentado con el talento infinito de los que cada año se instalan en los puestos de un antiguo mercado que cobra vida. Es la feria con más Corazón de Galicia, que por algo está en el centro geográfico. Un escaparate donde lucir las novedades que cada año saben de los talleres y que se convierte también en un importante espacio de encuentro para los propios participantes.

Prueba de ello es las sinergias y las colaboraciones que cada año salen de las conversaciones entre compañeros y que fructifican en mil y una ideas que se materializan en productos. Son fusiones que siempre enriquecen. Y de eso saben mucho los que desde ayer muestran sus obras, en algunos casos mirando al cielo y pidiendo un fin de semana ausente de lluvia, en lo posible, y también de un sol ardiente.

El conselleiro de Economía, Francisco Conde, abrió las intervenciones, reivindicando el valor de la artesanía gallega y poniendo en valor la incorporación de los jóvenes a este gran gremio de artesanos que cuenta con 3.000 artesanos registrados y más de 580 talleres. La creación no olvida la tradición y de ahí, que el encuentro en Agolada incluya talleres de formación.

La feria contó ayer con invitados como la empresa japonesa HP France. Sus representantes se mostraban encantados con los productos hechos totalmente a mano las creaciones personales que pudieron ver en la feria, sorprendidos también por la historia que esconde cada pieza modernizando y actualizando los oficios tradicionales. Les sorprendieron especialmente los trabajos en madera y los vinos.

A ellos se sumaron representantes de Loewe, que no es la primera vez que visitan este encuentro y se declararon fans de Corazón da Artesanía.

El vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, recordó el uso ancestral de Os Pendellos como expositores de productos y puestos de comercio destacando la marca de la Artesanía de Galicia. El alcalde de Agolada, por su parte, puso en valor un recinto que se convierte en el recipiente perfecto de una muestra que este año llega a su séptima edición pero que nació para quedarse para siempre.

Por delante queda un fin de semana repleto de actos con un programa al que dan contenido las actuaciones musicales, los eventos gastronómicos y los talleres de formación. Hoy arranca el Campus dos Oficios dedicado a la materialidad de la piedra. Una jornada de debate y reflexión que se abre a las 12.30 horas en el Auditorio Manuel Costa Casares en la que participarán empresas, industrias de transformación de materiales, arquitectos y técnicos. La feria está abierta todo el día desde las 11.30 horas. Son 52 artesanos de 26 oficios.

Música. Espectáculo de humor y música As Fillas Bravas, de Chévere, a las 13.00 horas. Pasacalle de Bico da Balouta, a las 18.00 horas y actuación de Sumrrá, a las 22.30 horas.

No Prato. En O Paladar, a las 13.30 horas, showcooking con Héctor López del restaurante España de Lugo; a las 20.30 con María Varela de A Parada das Bestas y a las 18.00 horas, degustación de productos y cata de vinos a cargo de Vide, Vide!.

Lágrimas de sirena, joyas con loza y tenedores y cucharas con una nueva vida

La imaginación no tiene límites y un paseo por la rúa da Parranda y los mil y un espacios que esconden Os Pendellos ofrecen un abanico infinito de propuestas gastronómicas y artesanales. Rodrigo Riveiro, gamo este año el Premio Artesanía de Galicia y ayer explicaba que Agolada fue clave y su participación en la edición del año pasado el punto de partida para el despegue de su taller Ferraxe de Prata. Sus obras, tienen la poesía de la loza antigua. Piezas que recicla para convertir en colgantes, pendientes y que se transforman, Rodrigo cuenta la historia de algún ajuar de abuela recuperado con un plato o una taza convertida en joya que luce ahora la nieta. Una nueva vida y un nuevo significado es el que da también Mario López, un argentino afincado desde hace muchos años en Vigo, y que hace joyas con tenedores, cucharas y cuchillos de viejas cuberterías de plata. Piezas con diseños contemporáneos, algunos mironianos, que se visten en ocasiones con pátinas y esmaltes vitrificados.

Un paseo por los puestos arranca todo tipo de sensaciones que invitan a descubrir mil diseños. En la parte alimentaria, los sabores y olores nos sumergen en la magia de presentaciones como las lágrimas de sirena de licor de arroz con leche de Licores Berrimes, que cuentan con un preparado de queimada embotellado con todos los ingredientes. En la feria se pueden encontrar cervezas artesanas con grelos, con berzas o con trompeta dos mortos, mermeladas, vinos, aceites, cosmética, dulces, quesos, miel, conservas y embutidos. Lo mejor del mar y de la tierra mediante un recorrido por los productos de calidad de Galicia entera. La oferta la completan los food-trucks Gale Truck, Toma Castaña, La Monda, Cuidao! y PulpoPup y los helados de Brigitte.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Un corazón que enamora en Agolada