«Continúo lendo o xornal todos os días aos meus 86 anos, de punta a rabo»

amelia ferreiroa LALÍN / LA VOZ

AGOLADA

rober amado

Fue comerciante y Juez de Paz de Agolada, y figura como suscriptor del diario desde junio del año 1957

21 oct 2017 . Actualizado a las 05:00 h.

Con motivo de la celebración del 135 aniversario de La Voz de Galicia, conversamos con uno de los suscriptores más veteranos de las comarcas de Deza y Tabeirós-Montes; se trata del agolense Jesús García García. Sesenta años lleva este vecino del casco urbano de Agolada siendo suscriptor del diario. Corría el año 1957, más concretamente el 11 de junio, cuando se hizo efectiva el alta de suscripción de Jesús García --según consta en los archivos administrativos de La Voz- en unos años «en que sobraban dedos dunha man para contar os xornais que chegaban ao termo municipal de Agolada», recuerda este octogenario.

El veterano suscriptor, una persona muy conocida en todo el término municipal, repasa sosegadamente y con emoción su trayectoria profesional que estuvocentrada en su vertiente de comerciante y de juez de paz. «Tiven un comercio de ferretería aquí no casco urbano de Agolada, Ferretería Jesús García, que estivo aberto moitos anos e logo fun tamén xuiz de paz. Foron moitos anos, nada menos que vinteoito en que estiven facendo esa función». Jesús no era de los que se apartase rápidamente de las funciones que adquiría, y si pasó casi treinta años de su vida poniendo paz en determinados litigios vecinales hizo lo propio también con las suscripciones de La Voz de Galicia. «Estiven ocupándome moitos anos da correspondencia administrativa do xornal. O meu traballo consistía en controlar as suscricións que se daban aquí polo concello».

Rememora también el agolense aquellos años en que la llegada de la telefonía fija a los domicilios era todo un lujo, y al alcance de solamente unos pocos. «Na miña casa estaba a sindical polo que tivemos sorte e un dos primeiros teléfonos que se puxeron foi precisamente aquí. Non sei se foi o segundo ou o terceiro, pero dos primeiros seguro».