La compra-venta de viviendas ya supera las cifras previas a la crisis

Javier Benito
javier benito LALÍN / LA VOZ

A ESTRADA

rober amado

El 2021 se cerró con 515 transacciones inmobiliarias en las comarcas

03 may 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

Una de las pocas lecturas positivas generadas por la pandemia la encontramos en el sector inmobiliario. Si la aparición del coronavirus nos llevó incluso a encerrarnos durante semanas en casa sin poder salir, también generó un mayor interés por buscar viviendas con terrazas, con más espacio e incluso con jardín. También repuntó la búsqueda de segundas residencias e incluso se apreció en algunos lugares un bum por trasladarse a núcleos del rural. Deza y Tabeirós-Terra de Montes vivió también esa realidad generalizada si nos atenemos a los datos estadísticos de compra-venta de viviendas del portal del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana.

Esa evolución al alza en las transacciones inmobiliarias en las comarcas podemos incluso compararla con las cifras en el inicio del cataclismo económico mundial del 2009. El pasado año se cerró con 515 operaciones de compra-venta de viviendas en los nueve municipios, cuando en ese arranque de la crisis, es decir, hace doce años, habían sido tan solo 456. El desglose permite constatar que el mayor dinamismo de largo sigue produciéndose en Lalín, con 241 pisos o casas en el 2021, frente a las 204 del 2009, mientras que A Estrada creció en esa comparativa más, al pasar de 39 a un centenar. Silleda, por contra, bajó de las 91 a las 63 del pasado ejercicio, con 36 en Cerdedo-Cotobade frente a las 27 previas.

En Forcarei se creció de forma también significativa, de 9 hace doce años subió a 24 en el 2021, con caída espectacular en Vila de Cruces, donde se bajó de 58 en el 2009 a 17 el pasado ejercicio, más suavizado el descenso en Agolada, con 21 frente a las 24. Solo hubo una decena de transacciones inmobiliarias el año anterior en Rodeiro, por 4 en el 2009. Por último, fueron 3 en el 2021 en Dozón, sin que se hubiese registrado ninguna en el primer año de la crisis.