María José de la Peña: «Las Anpa están para algo más que gestionar el comedor o las actividades»

Rocío García Martínez
rocío garcía A ESTRADA / LA VOZ

A ESTRADA

R. G.

El objetivo prioritario del equipo es conseguir un acceso cubierto al CEIP Pérez Viondi de A Estrada

14 oct 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

La Asociación de Nais e Pais del CEIP Pérez Viondi de A Estrada acaba de renovar su directiva en una asamblea con 14 asistentes y ningún voluntario para tomar el relevo. No es un caso aislado. La falta de participación es un problema recurrente en casi todas las asociaciones de padres, que sin embargo cumplen un papel fundamental en la vida escolar. En el caso del colegio Pérez Viondi, al no encontrar sucesión vuelven a repetir en sus cargos las integrantes del equipo presidido por María José de la Peña, con Susana Sachocos como vicepresidenta, María Souto como secretaria, Cristina García como tesorera y Carmen Romero como vocal. La presidenta pide implicación a las madres y padres para seguir mejorando el centro.

-¿No es fácil encontrar un relevo?

-Es muy difícil conseguir que la gente se implique, tanto para tomar el relevo como simplemente para hacerse socio. Las Anpa estamos para algo más que para gestionar el comedor o las actividades extraescolares, pero mucha gente entiende que si su hijo no va a ir al comedor no hay razón para ser socio del Anpa. Hacemos un trabajo muy importante para conseguir mejoras en el colegio, donde nuestros hijos pasan muchas horas al día.

-¿Cuántos socios tiene el Anpa?

-En este momento hay 120 familias. Podrían ser más. La cuota lleva siendo muchos años de 15 euros por curso y familia, pero es un pequeño granito de arena. Entre todos conseguimos un dinero que al final vuelve para tus hijos. Cuántos más socios, más fuerte será el Anpa y más cosas se podrán conseguir. A mayores, estaría bien que los socios se impliquen para que no sea tan complicado renovar la directiva. Claro que es un pringue, si se me permite la expresión coloquial, porque implica disponer de tu tiempo. Yo era la primera que tenía esa mentalidad. Me costó dar el paso. Al final acabé por darme cuenta de que estas cosas también son tus cosas. Tiempo tenemos todos, lo que pasa es que cada uno lo utiliza en función de sus prioridades. Pero que tu hijo tenga un patio cubierto, un tobogán o una biblioteca para disfrutar también son tus cosas.