Alumnos de FP del Losada exigen prácticas y aulas libres de ruidos

Los estudiantes de Mecánica no tendrán formación práctica hasta enero


A ESTRADA / LA VOZ

En los ciclos de Automoción y de Madera del IES Antón Losada Diéguez de A Estrada las clases han empezado tarde y no en las condiciones que alumnos y profesores quisieran. Las obras en los talleres de automoción obligaron a buscar un espacio docente alternativo que se hizo esperar y que retrasó el inicio de las clases hasta octubre. El curso pudo iniciarse en el pabellón 3 del recinto ferial estradense, alquilado por la Fundación de Exposicións e Congresos da Estrada a la Xunta hasta finales de junio.

Sin embargo, el nuevo recinto solo permite que los alumnos de Automoción reciban clases teóricas, ya que en él no existe ningún tipo de material para poder realizar las prácticas. Por este motivo, los alumnos del primer curso del ciclo medio de Electromecánica han presentado un escrito a la directiva del centro trasladándole su descontento. Según explica Jose Ferrero, que actúa como portavoz de sus compañeros, desde el inicio de curso no han tenido una sola práctica y no se espera que puedan tenerla al menos hasta el mes de enero, cuando rematen las obras en los talleres. Los alumnos se quejan de que las obras, anunciadas el curso pasado, no se hayan hecho durante el verano, para poder empezar así el curso con normalidad.

Desde la dirección del centro confirman que las reformas, que de entrada iban a comenzar en el verano, empezaron con dos meses de retraso. Según aseguran, la Xunta tampoco les ha autorizado el traslado del material necesario para las prácticas de automoción al recinto ferial, para poder iniciar allí esa formación.

Como alternativa, el equipo docente ha optado por avanzar en la formación teórica estas semanas para luego recuperar las prácticas en los siguientes trimestres.

Sin embargo, los alumnos no están conformes con ello. Aseguran, además, que en el recinto ferial no se da tampoco el ambiente adecuado para la formación teórica. Además del frío que conlleva la ventilación impuesta por la normativa anti covid en un pabellón enorme, los estudiantes aseguran que el ruido les impide escuchar a los profesores para seguir las clases debidamente. Según explican, en el recinto hay eco y, a mayores, los ruidos de los compañeros que hacen prácticas del ciclo de Madera en el mismo pabellón y las lecciones en las clases contiguas -sin más separación física que improvisados biombos- hacen difícil seguir la clase. Según refieren los alumnos, en una ocasión incluso un camión atravesó el pabellón para hacer una descarga de material en mitad de una clase.

La dirección del centro ve difícil solución al problema, ya que la falta de espacio en el IES impide impartir allí las clases teóricas -hay aulas habilitadas incluso en el salón de actos y la biblioteca- y, en el recinto ferial, no se les ha permitido realizar más compartimentaciones de espacios que las provisionales con biombos, ya que a finales de junio el pabellón ha de ser devuelto a la Fundación en su estado original.

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
0 votos
Comentarios

Alumnos de FP del Losada exigen prácticas y aulas libres de ruidos