Capixuta, la nueva marca estradense inspirada en Caperucita y su cesta

Juana Veiga le ha dado una vuelta a la cestería tradicional y ha lanzado al mercado originales mochilas, bolsos y artículos de bisutería en ratán


a estrada / la voz

El confinamiento tuvo la culpa del nacimiento de la marca de artesanía Capixuta. Su creadora es la estradense Juana Veiga Castro, una mujer de origen ferrolano que lleva 36 años afincada en Codeseda. A Juana siempre le gustó la artesanía, pero nunca encontró tiempo para dedicárselo. Estudió ingeniería agrícola e ingeniería ambiental y estuvo durante años al frente de la empresa de paisajismo, jardinería profesional y rehabilitación de espacios naturales P. J. R.

El confinamiento pilló a Juana enganchada a un curso de cestería organizado por la asociación vecinal San Brais de Vinseiro. «Fui la última en llegar al grupo. Cuando yo empecé ya eran todas unas fenómenas. Por no hablar de la profesora...», cuenta. «Me chifló, me enamoró desde el primer momento», confiesa.

Con apenas cinco meses de formación y mucho que aprender aún por delante, la crisis sanitaria obligó a cancelar el curso. «El confinamiento en el rural es más sencillo. Yo soy una apasionada de la jardinería y de la huerta, pero llegó un momento en el que ya lo tenía todo perfecto. En casa tampoco tenía mucho que hacer y en marzo viene enseguida la noche. Yo no soy capaz de estar quieta mirando la tele. Leía, pero me seguía sobrando tiempo. «En ese tiempo libre empecé a jugar en casa con las hebras, a hacer nudos, y empezaron a salir pendientes», explica la estradense.

Cuánto más practicaba Juana, más dudas tenía. «Había muchas cosas que no sabía solucionar y tenía que buscar en Internet. Eché mucho de menos las clases. Espero que se puedan retomar pronto. Aprendíamos mucho y lo pasábamos genial», dice.

La artesana no trabaja con mimbre, sino con médula de ratán. El ratán es una especie de palmera de las selvas tropicales. La médula se compra en rollos, lista para tejer. «Tanto trabajé que se me agotó el ratán y no pude comprarlo hasta que reabrieron las tiendas. Ahora ya planté mimbre por si acaso, para que no me vuelva a pasar», ríe Juana.

Con la médula de ratán se puede hacer casi de todo. La habilidad y el ingenio son los dos únicos límites. Pero Juana va servida de los dos, por más que se empeñe en quitarse méritos. «No pongas que soy artesana. Yo tengo mucho respeto por los artesanos, que tienen su oficio y lo controlan. No es falsa modestia. Lo mío es una afición que se me fue de las manos», explica.

Puntos de venta

Y tanto que se le fue, porque la creadora ya tiene marca propia, productos en dos tiendas de artesanía -Dona Formiguinha (A Estrada) y La Tienda de la Rúa (Santiago)- y cuenta de Instagram (Capixuta).

Juana empezó haciendo cestas para el pan y para los huevos, pero con el confinamiento la producción fue creciendo. «Cuando ya le había regalado a familiares y amigos, tenía que darle salida al resto», explica. Así fue como nació la marca Capixuta. «Capixuta es como le llamaba a Caperucita Roja mi hijo, cuando era pequeño», cuenta Juana.

El nombre no podía irle más al pelo a una marca de cestos. Aunque Capixuta va mucho más allá de la cestería tradicional. Fabrica artículos de decoración, cestería, moda y complementos. El diseño que más éxito ha tenido hasta ahora es una mochila con un gorro de lana con pompón como cierre superior. La última incorporación a la colección son las lámparas de techo.

Del cesto para recoger setas a la pajarita de fiesta

Si con algo se relaciona a Caperucita, además de con su caperuza roja y con el lobo, es con su cestito. Por eso la artesana estradense eligió Capixuta como marca. El logotipo también recuerda al personaje más popular de todos los cuentos. Dos rombos enlazados en fieltro rojo aluden a la capa de Caperucita. Todos los artículos están tejidos a mano en ratán al natural, sin pinturas ni añadidos de ningún tipo. Los forros de los bolsos son muchas veces de color rojo, en un nuevo homenaje visual a Caperucita.

Juana Veiga no deja de innovar. Lo mismo fabrica cestos para la recogida de setas, que pendientes, lámparas o pajaritas. Acepta de buen grado sugerencias y se presta también a fabricar detalles personalizados a la medida de cada cliente.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Capixuta, la nueva marca estradense inspirada en Caperucita y su cesta