La Estación busca un local estable tras seis años de cesión en precario

Los colectivos juveniles reivindican el arreglo de la estación u otro local digno


a estrada / la voz

El colectivo juvenil La Estación reivindica un local digno y estable tras seis años utilizando como sede uno cedido en precario en la planta baja de la estación de autobuses de A Estrada. Según explica Annie Sánchez, que junto a Alonso de la Cantera ha dedicado los últimos años a promover el asociacionismo juvenil en el municipio, la sede actual de las distintas asociaciones que han nacido al abrigo de La Estación presenta problemas cuya solución está en punto muerto.

La concesión de la gestión de la estación de autobuses de A Estrada fue otorgada por la Xunta a la empresa La Estradense en el año 2005, después de que en el 2004 le fuese retirada a un particular debido al mal estado del inmueble. Sin embargo, la empresa nunca llegó a sacar partido al edificio. Ni la cafetería ni los locales comerciales llegaron a alquilarse y las dársenas no se utilizaron. La falta de uso fue provocando un deterioro progresivo del edificio e incluso el aprovechamiento del entorno para botellones y actos incívicos.

La asociación juvenil La Estación empezó a utilizar el recinto como local social en el año 2014, tras un acuerdo verbal de cesión de espacios con la empresa La Estradense. La firma les cedió el uso de un local en la planta baja del edificio y de las dársenas y toda la zona exterior.

Sin embargo, nunca llegó a firmarse contrato alguno de cesión, con lo que los jóvenes se encuentran en una situación precaria.

Según explica Annie Sánchez, en el local interior existen notorios problemas eléctricos y de humedades que no llevan visos de solucionarse. La Estradense cede altruistamente el local, pero no asume las mejoras. El Concello tampoco actúa por no ser de su propiedad y la Xunta recuerda que es a la concesionaria a quien corresponde mantener la estación. «Nosotros tampoco podemos hacer nada más allá de pintar o de pequeños retoques como hemos hecho. Podríamos solicitar ayudas para la rehabilitación de locales, pero al no tener un contrato no podemos», explica Sánchez. «El mismo problema tenemos con el seguro. Hace tiempo entraron en el local, pero no hay seguro que lo cubra. Nosotros tenemos un seguro de responsabilidad civil que cubre las actividades, pero no el edificio, ni los autobuses y no podemos tener otro tipo de seguro por nuestra situación en precario», cuenta.

En las dársenas exteriores las asociaciones juveniles tienen sus módulos para la práctica de skate y otros deportes urbanos. Sin embargo, también ahí hay una amenaza que se cierne sobre su actividad. Con el paso a Monbús de la concesión del transporte regular de viajeros, la empresa ha solicitado a La Estradense el uso de las dársenas para guardar autobuses. «Por el momento no hemos visto que las usen y seguimos con nuestras actividades los fines de semana, pero si las quieren liberar todas va a ser un problema», dice Annie Sánchez.

En este contexto, el colectivo ha recurrido al Concello para que intente hacerse con el maltrecho edificio de la estación para poder rehabilitarlo y destinarlo a centro juvenil. El Concello se planteó en algún momento destinar fondos Edusi a estas obras, pero ahora el proyecto ya está muy avanzado y la estación se está quedando fuera.

Los colectivos juveniles reivindican la recuperación de la estación o la cesión de otro local digno. A corto plazo, el alcalde estradense, José López, no ve fácil una reubicación. Toca seguir luchando.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La Estación busca un local estable tras seis años de cesión en precario