A Estrada apuesta por las «tardes de fiesta» y las «noches de siesta»


a estrada / la voz

Ante la adversidad, ingenio. Eso es lo que hacen los propietarios de los bares de la Zona dos Viños de A Estrada. Ante la obligatoriedad de cerrar a la una de la madrugada por razones sanitarias, los locales han adelantado la apertura intentando animar a la clientela a modificar sus hábitos. Desde O Candil, Silvia Otero propone darle la vuelta al dicho «Noches de fiesta, tardes de siesta» y transformarlo en «Tardes de fiesta, noches de siesta». Desde este fin de semana, O Candil abre los sábados y los domingos a las 17.00 horas. «Si el virus nos cambia, cambiamos con él», dice Silvia Otero. Según explica, la tarde noche del viernes hubo más ambiente, pero el sábado la gente se mantuvo en sus hábitos. Pocos adelantaron la salida y a muchos les gustaría haber podido quedarse más allá de la una, aunque todos los bares cumplieron con el cierre y no hizo falta que la Guardia Civil, que vigiló el cambio horario, interviniese en este aspecto.

También la tasca Vinte Berzas ha adelantado la apertura a las 18.00 horas. Según explica Rubén Souto, hubo algo de movimiento, pero «cando máis facturas é de 1 a 3 da mañá e iso non o vas recuperar pola tarde». «Na facturación case non se nota que abrimos antes», dice.

As Catro Vigas también adelantó la apertura a las 17.00 horas con parecidos resultados. Gonzalo Pose no entiende bien qué diferencia puede haber a nivel sanitario entre cerrar a la 1 o a las 3. «Al final la gente se va a terminar la fiesta a sus pisos y ahí si que nadie va a vigilar ni grupos, ni distancias, ni humo, ni mascarillas ni nada», dice.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

A Estrada apuesta por las «tardes de fiesta» y las «noches de siesta»