La falta de espectadores obliga a Minicines Central de A Estrada a cerrar dos semanas después

La paralización de estrenos taquilleros y las pérdidas obligaron a sus responsables a tomar esta decisión


a estrada / La voz

El retraso en la llegada de estrenos más taquilleros y la escasez de espectadores en los dos primeros fines de semana desde la reapertura llevó a los responsables de Minicines Central de A Estrada a decidir un nuevo cierre provisional. Si el anterior estuvo motivado por el confinamiento y la desescalada, ahora la decisión se adopta de forma voluntaria para evitar pérdidas. Luis Rivadulla cifraba ayer las pérdidas semanales en torno a los 500 euros, una situación insostenible para el negocio.

Si en el último fin de semana de junio lograron atraer a 76 espectadores a las salas, en el primero de julio -en espera del día del espectador, fijado para mañana jueves, última sesión antes del cierre- solo llevan 39 y podría rondarse las 60 al final. Rivadulla resaltaba que el verano había pasado a ser en los últimos años una buena época para el cine, ejemplificándolo con lo ocurrido en el 2019, cuando el mejor mes de ingresos fue diciembre, seguido de agosto y julio.

El problema radica en que las distribuidoras, ante la situación en países como Estados Unidos y China que dificultan llevar allí los estrenos, los tienen paralizados. Rivadulla esperaba para estas semanas filmes con previsión de buenas taquillas como Pinocho, Tenet o Mulan. Aunque las películas a proyectar son interesantes, no cuentan con tirón de taquilla y por tanto la previsión de más pérdidas llevaron a tomar la decisión de bajar la verja hasta principios de agosto.

La pretensión de Luis Rivadulla es regresar con las proyecciones en Minicines Central de A Estrada el fin de semana del 7 y 8 de agosto. Para entonces se prevé el estreno nacional de la película de Santiago Segura, Padre no hay más que uno 2. La primera parte en el 2019 ya había atraído a numeroso público, dado el perfil familiar y la publicidad que suele tener. Confía en el efecto llamada de este filme para continuar algunas semanas y testar si finalmente el regreso con las nuevas medidas de seguridad por el coronavirus permite asentarse, si se alcanzan cotas de viabilidad económica.

Rivadulla apunto a que otros cines podrían dar un paso atrás por los mismos problemas al estar en manos de las distribuidoras y esa falta de estrenos taquilleros, por la falta de suficientes espectadores. Lamentó este cierre provisional después del esfuerzo realizado para cumplir los protocolos de seguridad, con la decisión de adelantar incluso antes que otros cines la reapertura para testar si las medidas funcionaban y lograr automatizar procesos. Por ejemplo habían instalado un sistema de extracción en lugar del de ventilación. Necesitan 200 espectadores de media semanal para no tener pérdidas. Ese es el objetivo desde agosto.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La falta de espectadores obliga a Minicines Central de A Estrada a cerrar dos semanas después