Galicia perdería hoy 18 ediles, y otros 56 penden de un hilo


vigo / la voz

En las elecciones municipales del año pasado Galicia eligió 47 concejales menos que en la cita electoral del 2015. Y en lo que va de mandato del actual, siete concellos ya han bajado por pérdida de población un escalón en la asignación de ediles, lo que de mantenerse les hará perder 18 ediles en los comicios locales del 2023. Pero además, de repetir la tendencia poblacional registrada en el mandato anterior, otros 26 ayuntamientos también verían reducidas sus corporaciones en nada menos que 56 actas de concejales, situación que a mayores, y a poco que se incremente el ritmo de pérdida de vecinos, afectará a también a otros 32 ediles de 18 municipios más.

La crisis demográfica que atraviesa Galicia desde hace décadas se deja notar así en la representación política de la comunidad, que ya ha perdido cuatro escaños también en el Congreso desde la recuperación de la democracia.

Llamativo es el caso de Foz, una de las corporaciones que hoy perdería cuatro concejales, según el padrón vigente a 1 de enero del 2019. Tras ganar cuatro puestos en las últimas elecciones al superar la barrera de los 10.001 habitantes, ahora los volvería a perder al caer de nuevo por debajo de dicho umbral. La misma pérdida se consignaría en A Guarda al bajar a 9.977 vecinos.

De 11 a 9 concejales evolucionarían en este momento y si no cambian su progresión demográfica, tras bajar de un padrón de 2.001 residentes, tanto Boimorto como Antas de Ulla, O Valadouro y Nogueira de Ramuín. Y también se quedaría sin dos representantes Castrelo do Val, que de nueve ediles pasaría a siete al bajar de los 1.001 residentes necesarios para mantener la dimensión de su corporación.

El municipio ourensano de A Arnoia, que cedió dos representantes en las anteriores municipales por solo seis vecinos, estaría ahora a uno solo de volver a recuperar las nueve actas de antaño.

Localidades como Camariñas, Cerceda, los fusionados Oza-Cesuras, Folgoso, Pedrafita, Entrimo, A Pobra de Trives, Crecente o Dozón están ya en el grupo que si repite en el actual mandato una pérdida de vecinos similar a la sufrida en el anterior dejarían de contar con dos concejales en cada caso, que incluso serían cuatro menos en los casos de As Pontes y A Estrada, al correr el riesgo de bajar de 10.001 vecinos en el primer caso y de 20.001 en el segundo, municipio que llegó a ser en el año 1900 el tercero más poblado de Galicia y el cuadragésimo de España.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Galicia perdería hoy 18 ediles, y otros 56 penden de un hilo