Los concellos gastan más de 500.000 euros en protegerse del covid-19

Desinfecciones, mamparas, fuentes de gel y mascarillas absorben los fondos


lalín, a estrada / la voz

La crisis sanitaria ha obligado a retocar los presupuestos en todos los concellos. Se han cancelado muchos eventos que han recortado el gasto municipal, pero han surgido nuevas necesidades insospechadas que están absorbiendo los fondos. Una de las partidas de gastos ahora obligada es la destinada a la protección de los ciudadanos frente al coronavirus. Todos los concellos de Deza y Tabeirós-Montes están tomando medidas de mayor o menor calado para garantizar la seguridad en las dependencias municipales, proteger a sus vecinos y mantener los espacios públicos desinfectados. Casi nadie lleva las cuentas al detalle, pero, según las estimaciones de los gobiernos locales, hasta la fecha se han gastado ya más de medio millón de euros en medidas de protección en los municipios de ambas comarcas.

El Concello de A Estrada es el que mayor gasto declara de momento en este capítulo. Según las estimaciones del alcalde, José López, la cifra ronda a día de hoy los 300.000 euros. A finales de marzo se inició la fumigación diaria de las calles del casco urbano con hipoclorito sódico por medios mecánicos, con un camión con sulfatadora. Como medida complementaria, se realizaron también sulfatados manuales en cajeros automáticos, contenedores y otros espacios de uso común y colectivo. La fumigación se llevó a cabo también en zonas sensibles del área rural, como los entornos de los centros médicos o farmacias. Las fumigaciones continúan, aunque ahora con menor periodicidad.

El Concello ha colocado además mamparas de protección en todos los departamentos municipales de atención al público, así como pantallas de separación entre los puestos de trabajo que no garantizan suficiente distanciamiento.

Por otra parte, A Estrada ha hecho acopio de guantes, pantallas, geles hidroalcohólicos y mascarillas que ha puesto a disposición de las empresas con problemas para conseguir material de protección en los primeros momentos. El Concello se hizo además con 15.000 mascarillas de las que lleva repartidas entre los vecinos unas 7.000. Las hay infantiles y de adultos, se entregan gratis en la Alcaldía y el único requisito para conseguirlas es solicitarlas por teléfono y estar censado en el municipio. Se entrega una por cada persona empadronada en el domicilio familiar.

A mayores el Concello estradense ha encargado tótems dispensadores de gel que se colocarán en edificios públicos y en las calles más transitadas.

Por su parte, el Concello de Lalín ha consignado hasta el momento una partida de 900.000 euros de la que 800.000 se destinarán al plan local de ayuda al comercio y 100.000 a diferentes insumos de protección. No obstante, de aquí a final de año está previsto destinar otros 1,5 millones a acciones diversas en relación con la crisis sanitaria, con lo que el gasto total a final de año será de 2,4 millones.

En materia de protección frente al covid-19 se han instalado mamparas en distintas dependencias municipales y en el centro de salud, se han llevado a cabo cinco desinfecciones integrales del casco urbano y la zona rural y se han instalado ya cuatro dispensadores del gel hidroalcohólico a los que se sumarán en breve cinco más. Además, se han distribuido 1.000 señalizadores de distancia entre el comercio, se han dotado de EPIs todos los servicios municipales y residencias y se han entregado dos mascarillas a cada vecino del casco urbano. Este viernes se repartieron también más de 2.000 específicas para niños.

Una «avalancha de solidaridad» permite recortar la factura al Concello de Silleda

El Concello de Silleda ve complicado dar cifras aproximadas del gasto en protección frente al covid-19. No obstante, según explican desde el gobierno, «tivemos a gran sorte de contar cunha auténtica avalancha de solidariedade dende o primeiro día, con importantes doazóns de empresas e particulares en todos os sentidos: material desinfectante, maquinaria para desinfectar as rúas, material de protección, alimentos...». Esta acción solidaria permitió aliviar considerablemente el gasto municipal en este capítulo.

También en Vila de Cruces una red de voluntariado facilitó mascarillas que fueron distribuidas por Protección Civil. El Concello calcula en más de 5.000 euros el gasto municipal en material de protección, que incluyó mamparas de protección, provisiones de guantes, geles hidroalcohólicos y mascarillas, la desinfección a fondo de edificios públicos y la contratación de un conductor y la compra del producto para la fumigación de las calles y espacios públicos.

En Forcarei se han gastado más de 45.000 euros para combatir la pandemia, en compra de materiales de protección, desinfecciones, instalación de paneles o fuentes de gel. También ha habido muchas donaciones de empresas y particulares.

En Rodeiro la cuantía gastada hasta ahora podría rondar los 50.000 euros. El coste más elevado corresponde a la compra de mascarillas para los vecinos (16.000 euros), mientras que en torno a 6.000 se destinarán a la limpieza de contenedores. Se instalaron mamparas en puntos de atención al público y material de protección para los trabajadores.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los concellos gastan más de 500.000 euros en protegerse del covid-19