El transporte, los horarios o las interacciones preocupan en la vuelta al cole de los IES locales

Los centros esperan indicaciones sobre cómo aplicarla


lalín, a estrada / la voz

El anuncio del regreso voluntario a las clases de los alumnos de segundo de bachillerato y de los de los últimos cursos de los ciclos medios y superiores de FP preocupa en los centros de Deza y Tabeirós. Tanto a los equipos directivos como a los alumnos y a sus padres, a los que les surgen cientos de dudas sobre la aplicación práctica de las nuevas directrices.

En el IES Manuel García Barros de A Estrada los alumnos afectados son los 89 que cursan el último curso de bachillerato y en el Antón Losada son 40 de bachillerato y otros cerca de 90 de los últimos cursos de distintos ciclos de FP. En ambos casos, las directivas están a la espera de que Educación aclare algo más del regreso a las aulas que el hecho de ser voluntario y de aplicarse en la fase 2 de la desescalada, es decir, previsiblemente a partir del 25 de mayo.

Lo mismo sucede en el IES Laxeiro de Lalín, donde están matriculados 46 alumnos en el bachillerato diurno -en dos aulas- y 19 en el de adultos. El equipo directivo se está planteando utilizar el salón de actos para impartir docencia al aula más numerosa y repartir la otra en dos turnos. No obstante, aclaran que de momento son todo conjeturas y que habrá que esperar instrucciones de la Xunta. «Estamos a cegas», dicen. Según indican, no habrá problema en los últimos cursos de FP, ya que los alumnos iniciaron el lunes sus prácticas en empresas, por lo que ya no volverán a las aulas. Este año, por las especiales circunstancias sanitarias, se ha dado la oportunidad a los alumnos de hacer las prácticas en mayo, recortar las horas, dejarlas para septiembre o hacer un trabajo final. Con la directiva del IES Ramón Aller fue imposible hablar en el día de ayer.

En el IES Pintor Colmeiro de Silleda recibieron durante la mañana del viernes varias llamadas de familias interesándose por el regreso a las aulas. Fuentes del centro informan de que, lo que más preocupa, son las cuestiones sanitarias y logísticas. El alumnado teme que no habrá transporte escolar -que no es un servicio de prestación obligatoria en esta etapa escolar- por lo que algunos estudiantes podrían tener problemas para desplazarse al centro. Quieren saber también si las clases telemáticas se mantendrán para quienes no puedan acercarse al IES, de qué asignaturas se impartirán clases -les interesan básicamente aquellas de las que van a examinarse en las pruebas de acceso al sistema universitario- o los horarios.

Garantías sanitarias

Todas estas preguntas están todavía sin respuesta. En el centro, la máxima preocupación es cómo controlar las interacciones y garantizar las condiciones sanitarias al máximo nivel. El centro cuenta con 41 alumnos en segundo de bachillerato y cinco en el último curso del ciclo superior de Xestión de Ventas e Espazos Comerciales.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El transporte, los horarios o las interacciones preocupan en la vuelta al cole de los IES locales