«Deixar facer só rebaixas on line sería cravarnos o coitelo outra vez»

El comercio local es partidario de suprimir tanto las rebajas en tienda como en Internet


lalín, a estrada / la voz

Indignación. Es la palabra que mejor define el sentimiento de los pequeños comerciantes de la zona respecto al planteamiento del gobierno central de suprimir las rebajas en las tiendas pero permitirlas a través del comercio electrónico.

«É un escándalo descomunal. Estamos totalmente de acordo en que se supriman as rebaixas. De feito levamos anos demandando que as rebaixas volvan ao que teñen que ser, cunha regulación clara e unhas datas concretas. O que é un escándalo é que non se permitan nas tendas físicas pero si por Internet», lamentaba este miércoles por la mañana el presidente de la Asociación de Comerciantes de A Estrada (Acoe), Alfredo González. «Descontos ía haber de todas formas porque xa imos ter que facer liquidacións para sacar o produto. Deixar facer as rebaixas só por Internet é beneficiar ás grandes áreas, que son as que están ben posicionadas nese ámbito. Nós estamos traballando para sensibilizar á xente para que aposte polo pequeno comercio e o goberno diríxea cara as grandes plataformas...», lamenta González. «Deixar facer só rebaixas on line sería cravarnos o coitelo outra vez polas costas», resume sin medias tintas. «O que máis e o que menos vai tendo unha páxina web, pero para nada poden competir coas grandes plataformas», dice.

De la misma opinión son los comerciantes de la capital dezana. Lo cuenta Meritxell Silva, secretaria del Centro Comercial Aberto de Lalín.

Quince días en agosto

«Que no haya rebajas nos parece positivo porque llevamos dos meses cerrados, pero si se permiten solo on line otra vez volverá a salir perdiendo el pequeño comercio», dice. «Entiendo que lo hagan para que no haya mucha gente en las tiendas, pero en los pequeños comercios nunca hubo cola. Lo mejor que se podría hacer es suprimir tanto las rebajas on line como las físicas, o como mucho establecer un período corto de rebajas a finales de agosto. Quince días de rebajas más agresivas para sacar el producto que quede», proponía Silva el miércoles por la mañana.

Algunos establecimientos han abierto con descuentos de hasta el 60 %

Rebajas aparte, algunos comercios han reabierto sus puertas ofreciendo descuentos especiales para dar salida a la mercancía que se ha dejado de vender esta primavera y para tentar a un consumidor retraído por la difícil situación económica general.

A Tenda de Fraber, en A Estrada, es uno de los negocios que ha optado por esta fórmula. En su escaparate publicita un «Mercadillo de verán» con descuentos de hasta el 60 % durante toda esta semana, salvo en artículos de la nueva colección. Luscofusco también anuncia en su escaparate descuentos en el interior.

Meritxell Silva: «El cliente no aceptaría que haya rebajas en Internet y no en la tienda física»

Pocos establecimientos de la zona disponen de página propia de Internet con venta on line. Aún los que ofrecen comercio electrónico verían un atropello tener rebajas en la web y no en la tienda física. Meritxell Silva regenta dos tiendas en Lalín: la firma de moda infantil Colorín Colorado y la de moda juvenil C&C. La segunda de ellas tiene venta on line, aunque los ingresos a través de este canal son mínimos. «Sería surrealista tener rebajas en la web y no en la tienda. ¿Cómo se lo explicas al cliente?. No tiene lógica. Ya tenemos pocos clientes y si hiciésemos eso nos quedaríamos sin ninguno. A lo que llevaría sería a hacer rebajas encubiertas en tienda», dice.

El gobierno aclara que permitirá promociones en el local físico si se evitan aglomeraciones

Comentando las directrices del gobierno sobre las rebajas, varios comerciantes aludían ayer a la necesidad de manifestar el desacuerdo para tratar de forzar un cambio de criterio. «A ver si protestando lo cambian. Se lleva mucho últimamente», comentaba irónicamente una comerciante.

Dicho y hecho. La contundente respuesta del pequeño comercio a la supresión de las rebajas y a su mantenimiento en la versión on line ha provocado una aclaración en la interpretación de las directrices que cambiaría el panorama. Según una nota de prensa emitida por la Xunta a última hora de la mañana, los establecimientos comerciales podrán realizar rebajas y promociones en las tiendas físicas si garantizan que no se producen aglomeraciones y se cumplen las preceptivas medidas de seguridad. La Consellería de Economía, Emprego e Industria presume de que el cambio ha sido motivado por las gestiones realizadas por el gobierno gallego, que en la videoconferencia del domingo con Pedro Sánchez y otros presidentes autonómicos trasladó las inquietudes del comercio.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Deixar facer só rebaixas on line sería cravarnos o coitelo outra vez»