Un trámite registral frena desde hace dos años el centro hípico de A Estrada

La parcela municipal de Guimarei figura a nombre de los propietarios de la Torre


a estrada / la voz

Hace dos años que los estradenses podrían estar disfrutando de un centro hípico municipal con clases de equitación al lado de casa y una escuela deportiva para potenciar esta disciplina. Podrían si no fuese por un contratiempo que el Concello se ha encontrado a la hora de intentar ceder las instalaciones a la Sociedade Cabalar da Estrada (Socade) para que se ocupase de la gestión del servicio. Lógicamente, el Concello solo puede ceder lo que es suyo y la parcela que ocupan el mercado ganadero de Guimarei y los almacenes municipales, aunque es del Concello, no figura como tal en el Registro de la Propiedad.

La historia se remonta a hace varias décadas. Originariamente, la parcela formaba parte de los dominios de la Torre y el Pazo de Guimarei, pero sus anteriores propietarios la vendieron a un matrimonio, que luego la vendió a otro particular a la que acabó comprándosela el Concello para construir los almacenes municipales y el mercado ganadero. La parcela municipal fue segregada ante notario, pero no quedó debidamente inscrita en el Catastro. Cuando la Torre y los terrenos colindantes se vendieron, la operación de compraventa se hizo en base a los títulos de concentración parcelaria, en los que no figuraba la segregación, con lo que los nuevos propietarios creyeron haber adquirido también la propiedad municipal.

Al detectar el error, el Concello se puso en contacto con la familia que ostenta la propiedad de la Torre y sus dominios para pedirle un documento notarial en el que reconozcan que la hectárea que ocupan las instalaciones municipales son en efecto del Concello. El Concello se ha ofrecido a correr con los gastos notariales y la familia, en principio, ha aceptado realizar el trámite. Este es imprescindible para que la hectárea de terreno recogida en el inventario de bienes municipales pueda ser también debidamente registrada. Solo así podrá cederse el centro hípico a Socade para que se encargue de su gestión y ponga a funcionar el servicio.

La familia, sin embargo, se está tomando con calma el asunto. La propiedad corresponde a varios herederos que residen fuera y que tendría que reunirse o bien otorgar un poder a alguno en concreto para aclarar el detalle registral que tiene paralizado el centro hípico. Mientras esto no suceda, A Estrada seguirá sin este servicio.

Por lo de pronto han pasado más de dos años desde que en diciembre del 2017 culminaron las obras de acondicionamiento de las instalaciones para el centro hípico. En el año 2016 ya se habían construido la pista cubierta y las cuadras y a finales del 2017 se creó una entrada independiente para el recinto y se construyó un pequeño local anexo a la pista.

Todo está listo ahora para empezar a cabalgar. Solo faltan unas firmas que ya desesperan.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un trámite registral frena desde hace dos años el centro hípico de A Estrada