Las «manuelidades» de Serodio

El estradense Manuel García venció el estrés tejiendo bufandas que ahora vende con la firma Serodio


a estrada / la voz

El estradense Manuel García Vicente pone en todo lo que hace un pedacito de su alma. Por eso cuando hace un año se le ocurrió empuñar las agujas de calceta para vencer el estrés no le salieron manualidades corrientes. Empezaron a fluir «manuelidades» -como él las llama- que enseguida dieron vida a la marca Serodio Creacións.

Manuel García es músico vocacional, estudia Interpretación de jazz y no se le había ocurrido en su vida ponerse a calcetar. Ni siquiera cuando veía hacerlo a su tía de Sabucedo, Fina Monteagudo. A él se le ocurrió coger las agujas estando en Madrid, como terapia para sacudirse el estrés de las exigencias de sus estudios de jazz y subir un poco la moral.

Manuel es nieto de una de las costureras míticas de A Estrada: Sabina Vinseiro. Ella enseñó a coser y bordar a generaciones y generaciones de jovencitas en una época en la que no se concebía una mujer que no supiera enhebrar la aguja.

Pero tampoco fue su abuela quien lo inició en el mundo de las prendas y los tejidos. Él fue completamente autodidacta. Echó un vistazo a Internet y empezó a crear sin más. «O primeiro que fixen foi unha bufanda que foi un completo desastre», dice. Pero la segunda ya fue «unha fermosa bufanda multicolor que aínda poño todos os días».

Tejer y cantar

A partir de ahí todo fue tejer y cantar. Empezaron a salir creaciones con buena factura y alma propia y, en cuestión de dos meses, Manuel decidió lanzar la marca Serodio Creacións. Lo hizo animado por su pareja, Ariadna Silva, que se encarga de la fotografía promocional, lleva el peso de la gestión de las redes sociales y a veces también colabora en los diseños. «Eu encárgome, sobre todo, de tecer», dice.

De momento, Manuel García trabaja casi exclusivamente por encargo. Ha sacado algunas prendas propias, pero suele dar libertad al cliente para elegir el tipo de tejido o el diseño. «Así vou collendo máis madurez en todo tipo de deseños», explica con modestia. No obstante, es capaz de tejer desde simples bufandas de rayas a gorros con temática Star Wars. Su especialidad son las bufandas, pero también fabrica gorros o mitones y está empezando con los calcetines. La idea es ir incrementando el abanico y, en el futuro, tejer también jerséis y todo tipo de complementos.

Para este verano, el estradense tiene planes. «Aproveitando que o verán é a época baixa, quero crear un stock de prendas para o inverno que vén», dice. «A idea é ir medrando con esta marca, crear un concepto máis global, sempre con materiais bos e naturais, calidade excepcional e buscando unha conexión co territorio. Crear pezas coa lá que remitan a imaxes, cores e paisaxes. Algo máis conceptual...», explica.

El nombre de la marca sorprende a muchos por sus connotaciones poco positivas. Pero detrás de Serodio hay una historia entrañable para Manuel. Serodio, que significa tardío, es el sobrenombre de su abuelo, el último de varios hermanos. También Manuel fue el último de su generación y, orgulloso, se proclama Serodio a través de su marca.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Las «manuelidades» de Serodio