El temporal se cebó con los árboles y dejó muchas pistas y viales cortados

Interrumpieron parte de la circulación en la N-640 en Silleda y en la PO-841 en A Estrada


Lalín / la Voz

Los fuertes vientos y las intensas lluvias de ayer, pedrisco y nieve también hubo, dejaron en la zona una gran cantidad de árboles caídos o derribados que en muchos casos provocaron problemas en las carreteras y pistas. Uno de ellos interrumpió parcialmente el tráfico en la mañana de ayer en la N-640, a la altura del kilómetro 194 en Rellas (Silleda). Fue retirado por los Bomberos. Emerxencias de A Estrada se encargó de hacer lo mismo con tres árboles que cortaban los dos carriles de ascenso en dirección a A Estrada de la PO-841 que une Santiago con A Estrada, a la altura del paso elevado de Baloira.

Los Bomberos retiraron otro en Bodaño (Vila de Cruces) por la mañana y por la tarde uno en Moi, en Dozón; dos en Loño (Cruces), uno de ellos estaba sobre el tendido eléctrico; otro en Cumeiro, otro en Laro y otro en Piloño. Una lista a la que se sumó la retirada de uno de gran tamaño en Donramiro que cayó sobre un alpendre.

Emerxencias de A Estrada sumó a sus actuaciones la retirada a las 12.30 de ayer de un cable telefónico sobre la carretera EP-7001, a la altura del cruce de Codeseda; a las 14.00 horas hicieron lo mismo con un árbol caído en la carretera de San Andrés de Vea a Requián . En Ribela cortaron otro en el vial de Codeseda a Ribela, otro más en San Andrés de Vea, otro en Barbude que estaba encima de los cables de telefonía y del tendido eléctrico y otro en la carretera de Santeles a Aguións. Una jornada intensa que también tuvo Emerxencias de Lalín con retiradas de árboles en Goiás frente a la farmacia, en Muimenta, la carballeira de O Rodo, la carballeira de Donramiro, la carretera de Alperiz a Pedroso, Sello, el Paseo Pontiñas, Cercio y Mato. Todos ellos, apuntan, eran bastante grandes y en la mayoría de los casos cortaban diversas pistas.

En Dozón el BNG pedía al Concello más medios después de que los vecinos llamasen por la mañana al 112 solicitando la retirada de un árbol que cortaba el acceso al lugar y le respondiesen que tenía que ocuparse el Concello al ser una carretera municipal. Alegaban que el Concello tenía medios suficientes y máquinas nuevas para hacer frente a este tipo de avisos de forma inmediata. Las brigadas de la Diputación realizaron una veintena de salidas por balsas de agua en la calzada, inundaciones, desprendimientos de tierra, piedras y caída de árboles en la provincia. Actuaron en la EP-7017 Callobre-Ponte Ledesma en A Estrada; en la EP-7005 Aguións-Santeles, también en A Estrada, en la EP-7204 Soutelo-Ratel en Forcarei y en la EP-6404 Ferreirós-Ollares, en Vila de Cruces.

En Silleda se quejaban de cortes de luz en alguna parroquia durante la mañana.

Con los termómetros en caída libre

En los próximos días y casi semanas, si se cumplen las previsiones meteorológicas de Aemet, el agua no nos va a dar ningún respiro. El pronóstico es del cien por cien de posibilidades de lluvia la mayor parte de los días. Las temperaturas tampoco nos van a dar alegrías. Aunque no llegaremos a cruzar la frontera de los bajo cero, habrá que abrigarse y mucho ante unos termómetros en caída libre. Las previsiones marcaban para ayer en Lalín valores de tres grados de máxima y siete de mínima, según Aemet y para hoy dan 2 grados de mínima y 6 de máxima. 2 de mínima y 7 de máxima mañana.

Tráfico requirió a mantenimiento el uso de quitanieves y máquinas en Dozón y Rodeiro

Ayer la Guardia Civil de Tráfico daba por la mañana dos avisos al 112 solicitando la actuación de mantenimiento de carreteras para la limpieza de la calzada por nieve. Una de estas llamadas se producía en torno a las 9.30 horas requiriendo esta actuación en la PO-533 a su paso por la parroquia de Fafián, en el municipio de Rodeiro, en este caso, en la zona de la subida al Alto do Faro.

A este se sumaba otro a las 10.15 horas para una actuación en la Nacional 525, a la altura del punto kilométrico 274, en el Alto de Santo Domingo, en Dozón.

En ambos concellos la nieve volvió a dejar estampas con aire navideño, aunque en Dozón, al igual que en otros lugares de la zona a lo largo de la jornada cayó también granizo. La nieve se dejó ver también en otras zonas como fue el Alto do Candán.

Los nueve municipios de las dos comarcas están incluidas en la lista de concellos gallegos que la Meteogalicia cree que pueden verse afectados por el temporal.

Carabelo se vio obligada a suspender sus actividades

La asociación Carabelo se vio obligada ayer a suspender las actividades hasta nuevo aviso a causa de filtraciones de agua a través de las luminarias. Operarios del Concello ya fueron por allí de forma inmediata pero determinaron que es necesario realizar una evaluación del tejado. Para llevar a cabo las reparaciones se tendrá que esperar a que pare de llover. No es la primera vez que ocurre esto en las instalaciones de la agrupación. En el 2018 por estas mismas fechas (en aquel caso fuera el 10 de noviembre) la agrupación se viera obligada también a suspender temporalmente las actividades también por un problema en el tejado. También en aquella ocasión tuvieron que esperar a que hubiese unos días secos para que se pudieran hacer las obras.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

El temporal se cebó con los árboles y dejó muchas pistas y viales cortados