La justicia avala el uso de la botella que usa la sidrería Ribela

La Asociación de Sidra Asturiana reclamaba la exclusividad del típico envase verde denominado «molde de hierro»


La microsidrería estradense Ribela puede estar tranquila. Al menos de momento. La típica botella verde denominada «molde de hierro» que utiliza para embotellar su sidra clásica ha sido validada por la Audiencia Provincial de Cantabria para embotellar sidras no asturianas.

La Asociación de Sidra Asturiana (ASSA) reclama la exclusividad en el uso de esta botella, diseñada en el siglo XIX por un inglés, fabricada inicialmente en Gijón y extendida entre las sidrerías asturianas. La consideran una seña de identidad de su propia sidra y pretenden evitar que las sidrerías de otras zonas la usen o bien que, si lo hace, paguen por ello. En este contexto, la asociación inició un envío de burofaxes presionando a las empresas que utilizan el envase. En el caso de Ribela, la sangre no llegó al río, seguramente por tratarse de un microlagar, pero en el de la sidrería Somarroza, por ejemplo, el asunto llegó a los juzgados. Ahora, la Audiencia Provincial de Cantabria acaba de desestimar el recurso de los productores asturianos y ha confirmado el fallo favorable al lagarero cántabro Gómez Solórzano.

La Asociación Maceira e Sidra de A Estrada se felicita por el fallo, que en el municipio solo afecta a la marca Ribela. Según explica el propietario, Jesús Armenteros, los asturianos arguyen como patente —que además ya estaría liberada por el paso del tiempo— un dibujo casi infantil. La botella, que se fabrica en Portugal y Burgos, tiene como peculiaridad un cuello abombado que permite regular mejor el flujo al escanciar la sidra.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Tags
Comentarios

La justicia avala el uso de la botella que usa la sidrería Ribela