La subzona vitivinícola del Ulla alcanza las 184 hectáreas y produce más de 1.500 toneladas

El crecimiento ha sido sostenido y existe vocación de expansión

Los vinos de Rías Baixas pasan por rigurosos controles de calidad que arrancan en la inspección de las parcelas y el estudio pormenorizado de cada viñedo y finalizan cuando llegan a la botella.
Los vinos de Rías Baixas pasan por rigurosos controles de calidad que arrancan en la inspección de las parcelas y el estudio pormenorizado de cada viñedo y finalizan cuando llegan a la botella.

a estrada / la voz

Dentro de la Denominación de Origen Rías Baixas, la subzona del Val do Ulla ha experimentado a lo largo de la última década un crecimiento sostenido, tanto en número de hectáreas de viñedos plantados como en kilos de uva producidos en cada campaña.

La subzona de la Ribeira da Ulla está integrada por tres concellos pontevedreses -A Estrada, Silleda y Vila de Cruces- y cinco concellos coruñeses -Vedra, Padrón, Teo, Boqueixón y Touro-. Todos ellos tienen el río Ulla como nexo de unión.

Desde su inclusión en la Denominación de Origen, el crecimiento de la subzona ha sido constante. En el año 2005 eran 78,2 hectáreas las destinadas al cultivo del viñedo, en el 2010 eran ya 143,88 y el año pasado se alcanzó el récord, con 184,8 hectáreas dedicadas al cultivo de la vid al amparo del sello regulador.

En la subzona se cultivan distintos tipos de vid, siendo el albariño la variedad claramente predominante. De albariño hay plantados 1.824.245 metros cuadrados. A mucha distancia se queda la segunda variedad más cultivada, el mencía, con 33.590 metros cuadrados. La tercera es treixadura, con 12.517 metros cuadrados de extensión. Menos relevantes son el caíño tinto (5.025 metros cuadrados), caíño blanco (4.738), godello (4.077), torrontés (2.548) y el casi simbólico sousón (1,148).

Al tiempo que la superficie amparada por la subzona ha ido creciendo, también la producción de uva se ha incrementado. En el 2005 se cosecharon 394.438 kilos, en el 2010 fueron ya 1.072.899 y el año pasado se alcanzó la cifra de 1.554 toneladas. 

Potencial de crecimiento

Aunque existen pequeñas bodegas locales, el grueso de la producción se destina fundamentalmente a bodegas del Salnés. Desde el Consello Regulador de la Denominación de Origen apuntan que la zona todavía tiene potencial de crecimiento y el que área acogida tiene vocación de expansión.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La subzona vitivinícola del Ulla alcanza las 184 hectáreas y produce más de 1.500 toneladas