Las nuevas captaciones de agua de Codeseda se harán a final de año

El aprovechamiento de un arroyo próximo ha permitido salvar este verano con una sola jornada de desabastecimiento


a estrada / la voz

La solución definitiva a los problemas de desabastecimiento de agua en la parroquia de Codeseda (A Estrada) tendrá que esperar a final de año. Hace un mes el gobierno estimaba que en el plazo de veinte días podrían comenzar las obras de las nuevas captaciones previstas pero, transcurrido el plazo sin avances en la materia, el alcalde en funciones, Juan Constenla, calcula que las nuevas captaciones tendrán que esperar al último trimestre del año. El uso del caudal ya superó la fase de exposición pública y Augas de Galicia dio su visto bueno al aprovechamiento. No obstante, la obra se hará en el ámbito de dominio de una carretera de la Diputación, por lo que también será preciso contar con el permiso de este organismo para ejecutar los trabajos.

Para salvar la histórica escasez de agua estival en Codeseda está previsto realizar dos nuevas captaciones en el monte de A Grela. Serán dos captaciones con un caudal de 27.594 metros cúbicos al año.

Para conseguir estas captaciones no se harán perforaciones en vertical, sino perforaciones dirigidas de 230 metros de longitud, con un diámetro de 150 milímetros y una pendiente del 1,5 %. Estas perforaciones orientadas directamente a las zonas en las que existen bolsas de agua contarán con entubados con microtúneles. Desde ellos el agua se trasladará a un nuevo depósito que luego se conectará con la red de consumo.

Las dos nuevas captaciones -en las que el Concello invertirá 88.000 euros de fondos propios- sumarán su caudal a las dos ya existentes en Barro que, aprovechando el mismo proceso, serán legalizadas. El Concello estima que los cuatro manantiales serán suficientes para abastecer a la parroquia y erradicar de forma definitiva los problemas de suministro.

En cualquier caso, este verano está siendo atípico en lo que al abastecimiento de la parroquia se refiere. En años anteriores, Emerxencias tuvo que suministrar miles de litros para poder garantizar el agua para el consumo en la localidad.

Esta vez, solo en julio hubo una jornada en la que los niveles del depósito bajaron y hubo que realizar un aporte de 60.000 litros adicionales para que los grifos volviesen a echar agua. En las semanas sucesivas, la solución provisional de aprovechamiento del agua de un arroyo próximo -debidamente tratada- sumada a los dos manantiales de Barro está siendo suficiente. «Incluso a veces se pueden parar los bombeos de las captaciones», asegura el alcalde en funciones.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Las nuevas captaciones de agua de Codeseda se harán a final de año