El deterioro acecha la zona del Plan Paradai tras años de parálisis

No se actuó todavía sobre Serra de Meira, Estrada das Gándaras y Conde Fontao


LUGO / LA VOZ

Hace una década que se abrieron al tráfico los viales de las primeras fases del Plan Paradai. El proyecto de urbanización que se proponía revolucionar el modelo de ciudad en el entorno de la estación de ferrocarril lleva años en parálisis. Han quedado actuaciones importantes por abordar y en las zonas en las que no se ha trabajado, empieza a aflorar el deterioro.

La obra contaba con una inversión inicial de 15 millones de euros, comprometidos con el gobierno local por la Xunta de Galicia. La idea era conectar el área de Paradai con las Gándaras y el resto de barrios de referencia gracias a un nuevo espacio urbano, dotado de avenidas y zonas verdes. Aunque al principio se avanzó con velocidad, con actuaciones importantes como la construcción de la avenida Infanta Elena (que vertebró la zona nordeste de la capital lucense) tres fases del plan quedaron en el aire: la que preveía una actuación en la calle Serra de Meira, en la Estrada das Gándaras y en Conde Fontao.

El puente sobre la vía del tren, que conecta la avenida de Infanta Elena con Serra de Meira, se abrió al tráfico en mayo del 2015 y fue la última novedad que vieron los vecinos.

El BNG solicitó ayer una reunión con Balseiro para desatascar el proyecto

Rubén Arroxo, alcalde en funciones, solicitó ayer una reunión con el delegado de la Xunta en Lugo para desbloquear el Plan Paradai. El nacionalista asegura que el proyecto de urbanización en el entorno de la estación de ferrocarril quedó «finiquitado» desde el 31 de diciembre del 2015. «Varias vías, como poden ser a rúa Serra de Meira e a Calzada das Gándaras, precisan dunha actuación urxente debido á súa situación de deterioro», argumentaba.

Recuerda Arroxo que en el caso de la calle Serra de Meira se tiene que modificar el proyecto, ya que la propuesta de la Xunta fue rechazada en su día por la Confederación Hidrográfica Miño-Sil por afectar al entorno del río Rato. «Este plan é competencia da Xunta, e é esta administración a que ten que investir para o arranxo destas rúas», indicó el responsable municipal, que añadió que «debe haber un compromiso canto antes por parte do goberno galego para solucionar o arranxo destas rúas». Denuncia el responsable del Bloque en Lugo que para la Xunta, el Plan Paradai terminó con la obra del puente sobre la vía del ferrocarril, «máis aínda quedan actuacións pendentes que resultan fundamentais para o desenvolvemento da zona».

El convenio firmado inicialmente por la Xunta y el Concello recogía que el Plan Paradai estaba dividido en nueve fases, de las cuales quedan tres de las fundamentales para ejecutar. Repasaba Arroxo que en la primera fase se estipulaba la urbanización en la plaza Conde Fontao; en la segunda la calle Serra de Meira, incluyendo su enlace con la N-640; y en la cinco, la urbanización de la Calzada das Gándaras.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

El deterioro acecha la zona del Plan Paradai tras años de parálisis