La Xunta autorizó 65 batidas de jabalí desde el inicio de la temporada

Lalín y A Estrada lideraron esta medida para paliar daños causados en los cultivos

R. R.
Lalín / la voz

La preocupación por los daños que causa el jabalí en los cultivos de Deza y Tabeirós-Terra de Montes sigue latente entre agricultores y ganaderos en espera de respuestas concretas para reducir al menos su impacto. En los últimos disminuyeron los ataques de este animal, pero tanto organizaciones agrarias y sindicales como los políticos mantienen activa la necesidad de una solución global. Por el momento uno de los mecanismos empleados radica en la autorización de batidas para paliar esos perjuicios en los campos. En las comarcas ya se efectuaron al menos 65 desde el inicio de la temporada 2018-2019, según los datos facilitados desde la Consellería de Medio Ambiente.

El mayor número de batidas se efectuó en el municipio de Lalín, con catorce, autorizándose llevarlas a cabo durante 43 días. A continuación se situó A Estrada con catorce, durante veinticuatro, mientras fueron ocho en Agolada en veintidós jornadas permitidas. En Cerdedo-Cotobade hubo siete batidas durante ocho días, por las seis y doce respectivamente en Rodeiro. En Silleda se permitieron cinco en otras tantas jornadas, con cuatro en Forcarei durante doce y tres en Dozón repartidas a lo largo de diez días. El único municipio de la zona donde no hubo batidas para paliar daños causados por jabalíes fue en el de Vila de Cruces.

Rechazo a una moción en Lalín

Esta problemática también tuvo ayer protagonismo en el pleno de Lalín. El Partido Popular votó en contra de la moción presentada por el PSOE para instar a la Xunta a que adoptara una serie de medidas para controlar el jabalí y acabar con los problemas que causa esta especie. El portavoz socialista, Román Santalla, y el concejal de Gandeiría, Avelino Souto, estuvieron de acuerdo en la necesidad de controlar la población, de buscar una solución a esta plaga y los peligros de la peste porcina que acecha y que podría ser un verdadero problema. Souto señaló que el plan que los socialistas pedían a la Xunta en esa moción y con ese mismo nombre estaba en marcha y Santalla defendió que fue el Ministerio, tras una reunión en la que estuvo él como representante de UPA, donde se pidió a las comunidades autónomas su elaboración pero no saben nada de él.

Avelino Souto anunció que llevaría al próximo pleno del mes de agosto una moción sobre este asunto. Pidió a Santalla que no hiciese juego político con el jabalí y que se subiese al carro en positivo argumentando que en estos cuatro años no habían dicho nada y pidiéndole que «deixe de boicotear» recordándole la reunión convocada por Crespo con ganaderos, cooperativas, cazadores y Xunta y recordando a Santalla que en la reunión había dos integrantes de Unións que pudieron preguntar a la directora xeral por este asunto. Santalla defendió que en el mandato anterior se aprobaron propuestas sobre el jabalí que partieron de Unións Agrarias, junto con otras del ex edil popular, Manuel Fernández y su labor sindical en relación con este asunto.

En el debate, a las peticiones del PSOE, Avelino Souto replicó que los tecores ya tienen planes anuales a cargo de los técnicos, que la Agencia Europea prohíbe cualquier tipo de alimentación a estos animales y que ya pasa de un millón de euros lo pagado en indemnizaciones. Por su parte, Román Santalla discrepó acusando a Souto de mentir y diciendo que los ganaderos y agricultores no cobran.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La Xunta autorizó 65 batidas de jabalí desde el inicio de la temporada