Las ventas de pisos se ralentizaron en el primer trimestre del año

Lalín lideró las transacciones inmobiliarias, con 24 de las 60 totales en la zona


Lalín / la voz

La venta de pisos decayó en el primer trimestre del año en Deza y Tabeirós-Terra de Montes si analizamos las cifras respecto al mismo período del 2018 o al último del pasado año. En ambos casos se descendió en número de transacciones inmobiliarias en las comarcas según los datos que hacía públicos ayer el Ministerio de Fomento. Una caída que puede justificar iniciativas novedosas en la zona, como una inmobiliaria que organizará este mes jornadas de puertas abiertas para potenciales clientes que quieran adquirir pisos en Lalín.

De enero a marzo se produjeron en las comarcas sesenta transacciones inmobiliarias, en la mayoría de los casos de viviendas de segunda mano y del mercado libre. Esa cifra supone un descenso de catorce respecto a último trimestre del 2018, pero también hubo ralentización en la venta de pisos en comparación con el primero del pasado ejercicio, cuando fueron un total de 65.

En el arranque del 2019 el mercado inmobiliario decayó en todos los municipios de la zona o repitió cifras, excepto en Silleda y Vila de Cruces respecto al período octubre-diciembre del pasado ejercicio. En el caso silledense se subió de 8 a 11 ventas, mientras que en el cruceño se creció de 1 a 4. En Agolada hubo las mismas ventas, 3, en la comparativa de esos dos trimestres, mientras bajó en Lalín de 26 a 24 viviendas, en A Estrada de 18 a 10, en Cerdedo-Cotobade de 10 a 6 y en Rodeiro de 2 a ninguna, sin que hubiese ninguna transacción en Dozón.

La comparativa entre el primer trimestre del 2018 y el del 2019 tampoco arroja datos alentadores en las comarcas, ya que se bajó de 65 a 60 transacciones inmobiliarias. En este caso la caída viene propiciada especialmente por el bajón en Cerdedo-Cotobade, de 11 a 6 pisos, así como en A Estrada, donde se pasó de 14 a solo 10. Mientras, en municipios como Silleda se repetían las cifras, con 11 viviendas vendidas en cada trimestre, al igual que en Agolada con 3. Donde hubo crecimiento mínimo fue en Forcarei, de 1 se subió a 2 pisos, mientras que en Lalín se creció de 22 a 24, sin que hubiese ninguna en Rodeiro ni en Dozón entre enero y marzo del 2018 y lo mismo en ese período del ejercicio actual.

El mercado inmobiliario en la zona sigue además decantado hacia los pisos de segunda mano, en buena medida por la parálisis de la construcción desde hace años aunque empieza a surgir algún brote verde con promociones rematadas hace tiempo y que salen ahora al mercado. De los 60 pisos vendidos en el primer trimestre del año, 54 ya tuvieron al menos un propietario con anterioridad. Lalín lideró la ventas en este segmento, con 22 viviendas, con A Estrada y Silleda a mucha distancia, en ambos casos con 10, mientras que fueron 5 en Cerdedo-Cotobade, 4 en Vila de Cruces, 3 en Agolada y 2 en Forcarei, sin ventas en Rodeiro y Dozón. Esas 54 totales suponen 15 menos que en el último trimestre del pasado año, cuando fueron 71, o 2 menos que de enero a marzo pero del 2018.

Mientras, viviendas nuevas solo se comercializaron de enero a marzo 4 en las comarcas, según los datos de Fomento. De ellas, 2 en Lalín y 1 tanto en Silleda como en Cerdedo-Cotobade. Supusieron una más que en el último trimestre del 2018, cuando habían sido solo 3, 2 de ellas en el municipio lalinense y 1 en A Estrada.

El otro parámetro que analiza el informe del Ministerio de Fomento se corresponde con las características de las viviendas, si son libres o de protección oficial. En este segundo caso prácticamente no hubo transacciones de enero a marzo, fueron solo 6, tres en A Estrada e idéntica cifra en Silleda, aunque se aumentó tanto a ese período en el 2018 como al último trimestre de ese año, cuando fueron 2 y 1 respectivamente. El mercado de las viviendas libres copó por tanto las ventas en las comarcas, con 54 en ese primer trimestre del ejercicio, por 55 en ese período pero del 2018.

El 2018 se había cerrado en las comarcas con 279 viviendas vendidas

El primer trimestre arrancó con una reducción del ritmo de transacciones inmobiliarias en las comarcas tras un 2018 donde se había crecido respecto al 2017. En concreto se vendieron el pasado año un total de 279 viviendas en Deza y Tabeirós-Terra de Montes, principalmente durante el segundo semestre cuando fueron 150 por tan solo 129 en el primero. En su inmensa mayoría correspondían a pisos de segunda mano y libres, con muy escaso protagonismo para los de protección oficial y nuevos.

Respecto a los precios en el mercado inmobiliario, el pasado ejercicio vivió en municipios como Lalín, donde las firmas especializadas hacen seguimiento, una caída respecto al 2017. En el caso lalinense el portal Fotocasa cifró esa reducción para las viviendas de segunda mano en más del 25 %.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Las ventas de pisos se ralentizaron en el primer trimestre del año