A Estrada consultará si la ley obliga a cambiar los nombres a las calles Calvo Sotelo o Iryda

Valorará activar de facto otros cambios aprobados en pleno


a estrada / la voz

A principios de este mes, el Concello de A Estrada recibió una comunicación de la Dirección General para la Memoria Histórica del Ministerio de Justicia exigiendo que se acreditase la no existencia en el municipio de simbología de exaltación de la Guerra Civil o, en caso de que la hubiese, se procediese a la retirada de insignias, escudos, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación de la sublevación militar y represión de la dictadura. La comunicación recuerda al Concello que, en caso de no retirarse esta simbología, desde el Ministerio se tomarán las medidas oportunas. Entre ellas podrían estar la retirada de subvenciones o ayudas públicas.

El gobierno estradense tiene dudas sobre el significado de la comunicación. No está seguro de si ello lleva implícita la necesidad de cambiar el nombre de calles con alusiones al franquismo, como Calvo Sotelo o Iryda. Tampoco tiene claro qué responsabilidad o potestad tiene el Concello para retirar otros símbolos franquistas que existen en viviendas particulares o en la fachada de la iglesia, por ejemplo.

Según explica el alcalde estradense, José López, se hará una consulta a la Dirección General para la Memoria Histórica para aclarar los términos.

Por otra parte, en el Concello se aprobaron hace años los cambios de nombres de varias calles pero, de facto, nunca se oficializó el cambio de dirección. El gobierno se informará sobre el procedimiento para valorar la posibilidad de activar el cambio real, con notificaciones a los vecinos.

Cambios en el olvido

En el 2006 un acuerdo plenario aprobó la integración de la calle Capitán Bernal en la Avenida de América y el cambio de nombre de la plaza Martínez Anido (pasando a ser Praza do Mercado), la Rúa 35 (Virxinia Pereira), la 24 (Rúa Catro Camiños), la Estrada a Vinseiro (Rúa A Costa), la segunda travesía de Fernando Conde (Rúa Pozo do Barro), la rúa T (Rúa de Ramos), la tercera Travesía de la Avenida de América (Pintor Maside), la Rúa das Piscinas (Rúa das Ciencias) y el tramo de Irmáns Valladares en la parte posterior a la residencia de mayores (Ruela da Fonte).

Posteriormente también fueron bautizadas la calles Alfonso Varela Durán, Olimpio Arca Caldas y Manuel Castiñeiras. No obstante, lo máximo que se hizo fue colocar placas indicativas en algunos de ciertos espacios, como la Praza do Mercado, la Rúa Virxinia Pereira o las de Alfonso Varela y Olimpio Arca. El cambio de direcciones, en cambio, nunca llegó a hacerse efectivo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

A Estrada consultará si la ley obliga a cambiar los nombres a las calles Calvo Sotelo o Iryda