Medio Ambiente no aprecia indicios de ilegalidad en las obras de la alameda

Respalda la utilización provisional de escombros para crear un acceso a la parcela


a estrada / la voz

A falta del informe definitivo de la investigación que se está llevando a cabo sobre la gestión de los residuos en las obras de la alameda, en principio el técnico desplazado esta mañana a A Estrada para estudiar el caso sobre el terreno no aprecia indicios de ilegalidad.

La investigación fue abierta por la Consellería de Medio Ambiente a raíz de la denuncia presentada el viernes contra el Concello por la Asociación Profesional de Recicladores de Residuos de Construcción y Demolición de Galicia (Arcodega). El colectivo asegura que el Concello ha enterrado el 50 % de los escombros generados en las obras de la alameda sin tratamiento previo e incumpliendo la normativa vigente en la materia.

La Consellería de Medio Ambiente abrió las investigaciones el lunes, con el envío de un técnico que fotografió la zona y se reunió con el gobierno y los técnicos municipales para escuchar sus consideraciones y solicitar toda la documentación del caso. En la mañana de hoy el técnico regresó a A Estrada para revisar a fondo el proyecto de obra, el plan de reciclaje y toda la documentación relacionada con la obra. También realizó una visita sobre el terreno para comprobar los aludidos enterramientos de escombros sin tratar.

Según explica el alcalde, José López, en la reunión con los técnicos para revisar la documentación se aportó, además del papeleo referido a la fase actual de la obra, el de la etapa inicial de demolición de las construcciones inacabadas y del chalé que había en la parcela. En ese caso, los escombros fueron trasladados a una gestora autorizada, a excepción de la piedra del chalé, que fue vendida por la empresa responsable de la demolición, en el marco de las condiciones establecidas en la adjudicación.

En la segunda fase de las obras -a la que se refiere concretamente la denuncia de Arcodega-, la empresa responsable de las obras (Copcisa) apuesta por la reutilización de los residuos valorizables en la propia obra para realizar rellenos. Medio Ambiente pudo comprobar que la empresa subcontratada por Copcisa para la gestión de residuos (Caamaño) solicitó el pasado 14 de febrero a la Xunta autorización para el traslado y puesta en marcha en la alameda estradense de una machacadora de residuos. Según explica López, se trata de una planta móvil homologada que, como estipula la ley, se ha solicitado con 15 días hábiles de antelación, ya que los trabajos con ella está previsto llevarlos a cabo del 5 al 8 de febrero.

López insiste en que los escombros procedentes del picado de la plaza del Concello fueron acopiados en principio en la parte frontal del consistorio y de la alameda y, después, se trasladaron a la parte posterior. No obstante, niega que se hayan enterrado. Explica que el material está acopiado a la espera de que llegue la trituradora. En esta planta móvil se triturará todo el escombro, se separarán los restos de plásticos, madera o elementos metálicos para enviarlos a una planta autorizada y el resto se reutilizará para rellenos de la obra.

Acceso sobre escombros

Reconoce que en la entrada habilitada para los camiones desde la calle Iryda hay escombros sin tratar que se han usado provisionalmente para facilitar el acceso rodado a las obras, pero aclara que posteriormente serán tratados con el resto y que la ley permite estas actuaciones. Medio Ambiente confirmó hoy estos términos. No obstante, en los próximos días, tras analizar a fondo toda la información recopilada emitirá el informe oficial sobre la denuncia.

Móvete pide que se investigue con catas en distintos puntos del terreno

Móvete insiste en que el alcalde estradense miente sobre la gestión de residuos, asegura que hay escombros que fueron enterrados sin tratamiento ni separación, con fotos que lo demuestran, y pide una investigación a través de catas realizadas en distintos puntos del terreno.

Según indica la edil Mar Blanco, Móvete alertó el día 11 sobre posibles irregularidades en la gestión de residuos al comprobar que en la zona de ampliación se estaban enterrando escombros y hierros sin tratamiento ni separación. Blanco insta a los técnicos de Medio Ambiente a que hagan catas por diferentes puntos del terreno «para comprobar que efectivamente, tal como demostran as fotos de días anteriores, baixo a terra recentemente prensada están os escombros con abundante presenza de ferros».

Según Móvete, las declaraciones del alcalde confirman que no existía intención de cumplir con la normativa de residuos, ya que hasta el 14 de enero no se hizo la solicitud de la planta móvil para su tratamiento. «Confírmase que o alcalde pediu a suposta autorización tras a denuncia pública feita por Móvete o 11 de xaneiro», dice Blanco. «Móvete alertaba daquela do vertido sobre os restos dos escombros de montículos de terra que en días posteriores foron prensados cunha apisonadora», asegura.

Móvete indica que la partida de la obra para residuos -de 6.131 euros- resulta ridícula y advierte que, aparte de las posibles consecuencias de la denuncia de Arcodega, la obra podría ser fiscalizada por la UE por contradecir la filosofía de la Edusi de respeto al Medio Ambiente.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Medio Ambiente no aprecia indicios de ilegalidad en las obras de la alameda