La meca de la fotografía, en A Estrada con Tono Arias

Talleres, galería de arte y una de las mejores fotolibrerías de España convierten Dispara en lugar de peregrinación


a estrada / la voz

En la calle Virxinia Pereira de A Estrada tiene su sede el espacio Dispara. Muchos vecinos aún no se han atrevido a cruzar el umbral. Y sin embargo es la meca de peregrinación de aficionados a la fotografía de toda Galicia. Una vez incluso un cliente australiano se acercó expresamente a A Estrada para conocer personalmente la propuesta fotográfica global de Tono Arias, el ideólogo de Dispara. El patrón y marinero de su nave.

Tono Arias es de Allariz, pero acabó en A Estrada por una serie de carambolas profesionales y vitales. Primero aterrizó en Santiago como fotógrafo de prensa y, cuando se cansó de ser reportero, se lanzó con otros socios del gremio a la fotografía comercial e industrial. Su empresa tenía sede en el polígono del Tambre, pero Arias acabó comprando casa en A Estrada. «Hai 25 anos era impensable atopar cerca de Santiago unha casa que poideras pagar», cuenta. Asentado en A Estrada, Tono Arias acabó por elegir el municipio para su nueva aventura profesional. «Ao final cánsaste de ir e vir a Santiago todos os días, de non ter onde aparcar...», explica. Así fue como en el año 2012 el espacio Dispara abrió sus puertas en A Estrada como una propuesta global. Quizás un poco incomprendida de entrada a nivel local.

Dispara es un estudio fotográfico donde se hacen retratos y también foto social. De bodas, bautizos y comuniones, para entendernos. Tono Arias, apasionado de la fotografía editorial, no puede evitar poner algo de su espíritu en cada foto. «Hai xente que separa moi ben as dúas facetas, pero eu sempre poño algo persoal no traballo comercial. Todo se acaba mesturando. Cando fago un retrato teño que ter un diálogo mínimo coa persoa para conseguir que o que fago me guste a min e lle convenza a ela, que a persoa se sinta retratada dunha forma diferente. Que o retrato teña alma», explica.

Banco de imágenes

Tono Arias cultiva además un banco de imágenes especializado en fotografía editorial de Galicia. Dispone de más de 150.000 imágenes, aunque on line (tonoarias.es) solo ofrece 10.000. Estas fotografías se venden al sector editorial o comercial, para la edición de calendarios o la ilustración de temas relacionados con Galicia.

Estas son las dos fuentes de ingresos de Tono Arias además de la venta de fotolibros. Y en eso Dispara es uno de los mejores sitios en los que puede caer un aficionado. Exceptuando tres librerías especializadas de Madrid, Dispara reúne la mayor oferta de fotolibros del estado. En Galicia, además, es el único negocio de este tipo. Tono Arias tiene en catálogo 1.050 títulos de autores de todo el mundo. Sobre todo de Japón y Estados Unidos, dos referentes imprescindibles. «Xapón ten unha tradición moi potente, de sempre. E Estados Unidos, para min, é quen marca a pauta de contemporaneidade», dice Tono Arias. A través de la tienda on line (dispara.org/tienda) Tono Arias envía libros a todas las esquinas del mundo.

Entre el estudio, el banco de libros y la librería, el negocio va tirando. «Vai dando para vivir. De forma un pouco precaria, pero polo menos teño unha precariedade en algo que me gusta. Unha precariedade placentera», cuenta Tono sonriendo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

La meca de la fotografía, en A Estrada con Tono Arias