En piña contra las lagunas educativas

Acrofam y los centros de enseñanza de A Estrada se alían por la educación emocional, la gran asignatura pendiente


a estrada / la voz

En un sistema educativo más centrado en impartir asignaturas concretas que en formar personas quedan muchas lagunas. La educación emocional es una de las asignaturas pendientes. En A Estrada, la Asociación para o Crecemento e Orientación en Familia (Acrofam) se ha dado cuenta y ha promovido un completo programa de acciones compensatorias que cada año crece en oferta formativa y en demanda por parte de los centros educativos locales. El Concello de A Estrada y Acrofam acaban de firmar el quinto convenio de colaboración, que permitirá volver a llevar a las aulas talleres de autoaceptación, educación afectivo-sexual, despertar de emociones a través del arte, risoterapia o mediación. Durante el curso 2018-2019 participarán en el programa los colegios Figueiroa, Cabada Vázquez, Oca y Lourdes y los institutos Manuel García Barros, IES Número 1 y Lourdes.

El objetivo es trabajar desde el aula de forma transversal aspectos cognitivos, sensibles y emocionales del alumnado. El fomento de la autoestima, la adquisición de estrategias de resolución de conflictos de forma no violenta y la de destrezas de comunicación interpersonal son algunas de las metas.

Una de las novedades del programa de este año será la celebración de un taller de autoestima para jóvenes de primer curso de Secundaria. «El curso pasado detectamos que en primero había alumnos completamente descuadrados. Pasan de ser los mayores del colegio a ser los pequeños del instituto. Quieren ser más mayores que nadie y se convierten en una copia con un poco de los de tercero y otro poco de los de segundo y en ese proceso desaparecen ellos mismos. Hay que poner sobre la mesa qué es lo que eres tú para facilitar esa transición sin dañar la autoestima», explica el psicólogo Carlos Vila.

Desde el IES Número 1 dan fe del buen funcionamiento de los talleres de mediación de conflictos iniciados hace dos cursos. Tienen cinco alumnos-mediadores. «Ahora muchas veces ellos mismos vienen con problemas que ven el patio», explica la orientadora, Susana Blanco.

Los talleres de educación afectiva-sexual también se revelan como imprescindibles. «Hay un acceso alucinante a la información, pero no crítico», advierten los expertos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Tags
Comentarios

En piña contra las lagunas educativas