Declara ante el juez la víctima del ataque de Ribela tras personarse como acusación


La mujer que el pasado 12 de agosto fue víctima del brutal ataque de varios perros en la aldea de Trabadela, en la parroquia estradense de Ribela, prestó ayer declaración en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 1 de A Estrada. Lo hizo en calidad de perjudicada, tras haberse personado en el procedimiento judicial para ejercer la acusación particular contra el propietario de los animales. Las diligencias se habían iniciado de oficio, a raíz del informe del Seprona sobre los hechos y del parte de asistencia médica.

La mujer, María Fraiz Taboada, ha sido también examinada por primera vez por el médico forense.

La familia -representada legalmente por el abogado José Basanta (Basanta & Tarrío Abogados)- considera inadmisible que los hechos hayan tenido lugar después de haberse producido denuncias previas que alertaban de la localización y peligrosidad de los animales y «todavía más inadmisible si cabe» que las autoridades competentes -en especial el Seprona y la Consellería de Medio Ambiente- no hayan llevado a cabo todavía ninguna actuación para evitar que los hechos puedan reproducirse.

El abogado de la familia avanza que actuará a través de todos los cauces legales posibles tanto frente al propietario de los animales como frente a las autoridades responsables, por su inactividad siendo conocedoras de la situación.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Declara ante el juez la víctima del ataque de Ribela tras personarse como acusación