Cruces Verde pretende sumar 89 hectáreas más a la D.O. Rías Baixas

Espera la respuesta del consello regulador a su demanda de integrar 3.913 parcelas situadas en las parroquias de San Tomé de Obra, Brandariz, Piloño, Merza y Bascuas


lalín / la voz

La asociación Cruces Verde acaba de remitir al consello regulador de la D. O. Rías Baixas información detallada de los viñedos que ha solicitado incorporar a esta denominación de origen. Se trata de algo más de 89 hectáreas de viñedo, distribuidos en un total de 3.913 parcelas situadas en las parroquias cruceñas de San Tomé de Obra, Brandariz, Piloño, Merza y Bascuas. El número de propietarios de estas parcelas, incluidas en el registro vitícola de Galicia creado en el año 1982, asciende a 306, si bien desde el colectivo Jesús Pena explica que han constatado incorrecciones en al menos 35 titulares. Se trata en unos casos de predios en los que figura un DNI ficticio, mientras en otros ni siquiera existe asociado un documento de identidad; y por otra parte, están fincas en las que no se han actualizado datos de propiedad que han podido cambiar, en un registro que se acerca a las cuatro décadas de antigüedad.

Pena destaca el hecho de las cinco parroquias cruceñas se sitúan en torno a los 30 kilómetros de superficie, por lo que los 890.502 metros cuadrados que Cruces Verde demanda incorporar a la D. O. representan el 2,9 % de su superficie: «Non é un cultivo testimonial, nin residual, tendo en conta que a maior parte de terreo destas épocas parroquias está adicado a monte». Recuerda que en otros municipios donde se intenta también incorporar terrenos a la D. O. Rías Baixas, ese porcentaje es apenas medio punto superior, como sucede en el caso de Mondariz, en que indica que los viñedos ocupan el 3,4 % de su superficie.

El colectivo programó en las últimas semanas una serie charlas en las parroquias afectadas sobre el proceso de incorporación puesto en marcha, en el que siguiendo las indicaciones del consello regulador se aportan ahora las cifras concretas de los viñedos que solicitan incluir en la D. O. Y es que sostienen que la venta de uva fuera de ese marco es muy difícil, pese a una tradición vitícola en la zona de la que hay constancia escrita en documentos al menos desde 1890.

Reunión la próxima semana para buscar el apoyo del Concello

Desde el colectivo Cruces Verde buscarán el apoyo del propio Concello a su demanda para incorporar esta nueva superficie a la D. O. Rías Baixas. Con ese objetivo, representantes de la asociación se reunirán a lo largo de la próxima semana con representantes municipales en la casa consistorial.

Precedente en el año 2000

La demanda de incorporación que tramita en la actualidad Cruces Verde tiene un precedente en el municipio hace 18 años. En el año 2000 la D. O. Rías Baixas había aceptado la incorporación de tres parroquias cruceñas, integradas en la subzona Ribeira do Ulla: fueron Camanzo, Gres y Añobre, que se habían incorporado al mismo tiempo que Cira, en Silleda; y una quincena más en el municipio de A Estrada.

En el año 2005, la subzona Ribeira do Ulla incluía un total de 65,43 hectáreas de cultivo a ambos márgenes del río, gestionadas por 65 viticultores. Según cifras facilitadas en aquella campaña por el consello regulador, la vendimia se había cerrado con 371.347 kilos de uva.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Cruces Verde pretende sumar 89 hectáreas más a la D.O. Rías Baixas