El centenario que salió ileso de las trincheras


A Estrada ha perdido este lunes a Jesús Louzao Pena, vecino de Os Bolos (Lagartóns) y uno de los flamantes centenarios del municipio. Jesús sumaba ahora 102 años. Hace dos, al cumplir el siglo de vida, el estradense se sinceraba. «Non teño a receita para chegar ós cen, pero eu non bebo máis dun vaso de viño á comida», advertía.

A Jesús le tocó ir a la guerra. Con veinte años lo llamaron a filas y fue ingeniero zapador-minador. «Non che quedaba outra. Ou iso ou andar escapado escondéndose por aí», decía. Se pasó 31 meses fabricando trincheras y nidos de ametralladora. Pese a la dura experiencia, Jesús tuvo suerte. El día que sus compañeros sufrieron un ataque por sorpresa él estaba de guardia en el campamento. Hubo cinco bajas. «Eu saín sen a rascadura dunha silva», recordaba él.

Tras la contienda trabajó de cartero, fue albañil emigrado en Francia, trabajó el campo y hasta llegó a montar una constructora familiar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El centenario que salió ileso de las trincheras