Vecinos de Trabadela exigen solución «inmediata a la perrera ilegal»

Pedirán a Sanidade que investigue el posible riesgo que conllevan los animales


a estrada / la voz

Los vecinos de la aldea de Trabadela, en Ribela (A Estrada), se reunieron en la tarde de ayer para analizar el problema generado por la presencia en la aldea de un grupo de perros que ya consideraban peligrosos y que el domingo pasado atacaron a una mujer de 89 años causándole heridas en todo el cuerpo. Los asistentes, convocados por la asociación de vecinos de la localidad, acordaron por unanimidad exigir una solución inmediata al problema de la «perrera ilegal».

Según explican, el propietario de los perros que causaron la agresión convive con entre 12 y 18 canes que a menudo están sueltos por la zona, que previamente habían atacado a varios animales y que atemorizan a los vecinos. Según aseguran, el dueño se dedica a acoger en su casa perros abandonados o procedentes de perreras pero luego no toma las precauciones necesarias para evitar incidentes. Los vecinos dicen que el número de perros fluctúa entre 12 y 18, según la temporada, y aseguran que algunos son de razas potencialmente peligrosas. Según su relato de los hechos, los perros habitan en la propia vivienda familiar. Fuera de ella, el propietario dispone de una finca, pero esta cuenta con un cierre muy precario del que los animales entran y salen con libertad hacia otra finca sin vallar y de ahí al resto de la aldea.

Los vecinos consideran que, en realidad, la casa del propietario de los animales se ha convertido en una «perrera ilegal» sin ningún tipo de control que supone un peligro para la aldea.

Los asistentes a la reunión manifiestan que, ante la situación actual, sienten «miedo, incertidumbre e indefensión».

Miedo, por un posible nuevo ataque, ya que, según aseguran, desde la agresión los perros permanecen en algunos momentos encerrados en la vivienda familiar y en otros siguen paseando libres sin correas ni bozales.

Incertidumbre porque no saben cómo será el desenlace del caso. E indefensión porque, pese a las denuncias ante el Concello, Medio Ambiente y la Guardia Civil, ha pasado una semana desde el ataque y los perros causantes del mismo continúan en la zona. Y ello a pesar de que uno de los animales es de raza potencialmente peligrosa y está sin registrar. Los vecinos lamentan que unos organismos se pasen la pelota a otros y el asunto siga sin resolver.

Según avanzan, mañana lunes tienen previsto presentar un escrito en la delegación provincial de Sanidade para que investigue la situación de los perros, las enfermedades que podrían tener -y haberle transmitido a la persona agredida- y el potencial de riesgo de la «perrera ilegal» como foco de insalubridad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Vecinos de Trabadela exigen solución «inmediata a la perrera ilegal»