A Estrada pide al Sergas que garantice un segundo médico para el PAC

Sánchez dice que el refuerzo en fin de semana y festivo es estructural y consolidado


a estrada / la voz

El Concello de A Estrada solicitará al Sergas que garantice un segundo facultativo que preste servicio en el Punto de Atención Continuada (PAC) de A Estrada. Así lo trasladó a través de una nota de prensa remitida ayer en la que el alcalde en funciones, Juan Constenla, transmitía sus condolencias a la familia del paciente fallecido el sábado y anunciaba que se instará al Sergas a estudiar las necesidades reales del Concello, teniendo en cuenta variables como «o aumento de poboación que experimenta o municipio durante a época estival».

Según el Sergas, la dotación fija del PAC de A Estrada durante todo el año es la de un médico, una persona de enfermería y un celador. Este servicio cuenta con refuerzos potestativos en fines de semana y festivos de un facultativo y un enfermero más -tanto en verano como en invierno- que se deciden previamente en función de las necesidades. Los refuerzos se hacen los sábados por la tarde -por la mañana hay personal del propio centro médico reforzando el PAC- y los domingos y festivos mañana y tarde. En ningún caso por las noches, ya que, según explican, la actividad disminuye considerablemente.

El jefe de servicio del centro médico de A Estrada, Juan Sánchez, asegura que ese refuerzo con un facultativo y una persona de enfermería en fines de semana y festivos no es coyuntural sino estructural. Indica que se viene manteniendo de forma fija en los últimos diez años y está consolidado debido al volumen de pacientes que se atiende en el PAC de A Estrada y a la dispersión poblacional. Desde este punto de vista, la petición del Concello al Sergas sería redundante, ya que en la práctica el refuerzo ya se viene produciendo todo el año, salvo excepciones como la del sábado, que acabó con el fallecimiento de un paciente.

Respecto a ese trágico episodio, desde el área de gestión integrada de Santiago apuntan que para la tarde del sábado había previsto un refuerzo de un facultativo que no llegó a producirse. Explican que en ese caso sí se había autorizado el refuerzo -según su versión se decide en cada caso- y había una persona asignada que, llegado el día, no llegó a presentarse.

Duplicidad de contrato

Algunas fuentes apuntan a un error administrativo que habría provocado una duplicidad de contratos de la misma persona en dos centros que impidió que el médico destinado a A Estrada llegase a presentarse. El Sergas confirma que la persona esperada no estaba disponible y que, cuando se buscó a un sustituto, fue imposible encontrarlo para el mismo día.

El Concello pide que se garantice un segundo médico en el PAC durante todo el año, tanto en invierno como en verano. Reclama también un incremento de las horas de atención en el Punto de Atención Continuada durante los fines de semana.

Testigo directo

Cuando Flora Cao fue el sábado al PAC de A Estrada no se imaginaba que iba a volver a casa con el corazón encogido. Ella acudió desde Moreira, acompañando a una amiga que tenía una conjuntivitis y buscaba un alivio para el picor. Eran las cinco de la tarde. «A chica da entrada foi moi atenta e ata nos atendeu sen cartilla, DNI nin nada. Na sala de espera seríamos unhas dez persoas», cuenta. «Ao pouco a chica veu á porta e díxonos que a médica ía nun domicilio. Eu dixen: ‘Toca esperar, ¿que lle imos facer?’», cuenta resignada. «Parece que sempre van nos domicilios, pero é o que hai», dice. En principio, Flora y su amiga se lo tomaron con filosofía. «Un cuarto de hora despois viñeron avisar de que o médico ía en Santiago, acompañando ao paciente nun traslado. Aí moita xente protestou, outra marchou...», cuenta.

Ellas esperaron un rato, pero al ver que el asunto iba para largo, decidieron ir a la farmacia a pedir un colirio sin más. Después, un pariente vino a recoger a la mujer con conjuntivitis y Flora regresó al centro médico, porque había dejado el coche aparcado delante y además necesitaba ir al servicio.

Fue entonces cuando se encontró la impresionante escena que no olvidará en su vida. «Serían as sete ou así. O médico seguía sin vir. Había un señor nunha silla de rodas coa respiración moi axitada. Tentou vomitar e, nunha desas, mareouse e caeu ó suelo. Unha moza, que é enfermeira pero que estaba na sala de espera como paciente, saeu para fora para intentar reanimalo. Despois levárono para dentro», cuenta.

«¿Por qué te traería yo aquí?»

«Eu non vin máis. Solo sei que ao final o home morreu. A viúva saiu berrando desesperada: ‘¿Por qué te traería yo aquí?’. Aquilo impresionaba. Un garda civil que chegara alí e intentou axudar saiu abrazando á señora e chorando coma un neno», cuenta.

«Dixeron que a chica que daba as citas era a primeira vez que traballaba. Pobre. Non me quixera eu ver na pel dela», comenta Flora Cao. La estradense quiere dejar constancia de que, en su experiencia como paciente, el trato y la profesionalidad del personal del centro médico local siempre ha sido excelente. «Eu teño pasado moitas e o trato sempre foi encantador. Espectacular», indica.

Pero el episodio del sábado le va a costar olvidarlo. «Posiblemente o home estaba de morrer. Ou non. Iso non se sabe. Pero os gritos desesperados daquela señora impresionaban», dice.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

A Estrada pide al Sergas que garantice un segundo médico para el PAC